El Premio Nobel de física 2015 ha sido concedido a Takaaki Kajita y Arthur B. McDonald por el descubrimiento de la oscilación de los neutrinos, un fenómeno que prueba que estas partículas tienen su propia masa.

La importancia del descubrimiento es importantísima, pero deja fuera la candidatura de Deborah S. Jin de la Universidad de Colorado, una investigadora cuyos trabajos sobre astrofísica eran también merecedores del galardón.

Advertisement

Durante mucho tiempo se pensaba que los neutrinos no tenían masa. Estas partículas existen en millones a nuestro alrededor y nos atraviesan continuamente a nosotros y a nuestro propio planeta sin interactuar con la materia.

El hallazgo de la oscilación de los neutrinos encaja en la teoría cuántica, y ha sido realizado simultáneamente por los equipos dirigidos por Takaaki Kajita y Arthur B. McDonald, de ahí que el premio se reparta entre ambos investigadores. El hecho de que los neutrinos tengan masa es de crucial importancia para la física y la astrofísica, ya que son partículas fundamentales que afectan a todas las demás a su nivel más básico. Entre ls respuestas que puede aportar está la propia formación del universo. [vía Nobel Prize]

Advertisement

Imagen: pe3k y punsayaporn /Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)