Una moto de nieve, un equipo para hacer salto base y unos atributos como dos balones de baloncesto. Eso es todo lo que ha necesitado el deportista extremo Erik Roner para grabar este espectacular salto con una cámara GoPro.

El vĂ­deo no parece perseguir otra cosa que el lucimiento personal, amen de una cierta despreocupaciĂłn por la altura y por el destino de una moto de nieve que no parece barata precisamente. En cualquier caso, Roner es conocido en internet por todo tipo de actividades deportivas extremas de las que es protagonista en vĂ­deos muy parecidos [Erik Roner].

Advertisement