Imagen: AP

Bajo el slogan: “la aventura más grande, más audaz y mejor hasta la fecha”, el próximo año veremos zarpar el primer y mastodóntico crucero para aquellos que piensan que la Tierra es plana. Esperemos por el bien de los pasajeros que la tripulación no tenga las mismas creencias.

De ser así, la navegación podría ser algo “complicada”. Y es que según le ha explicado a The Guardian Henk Keijer, un ex capitán de barco de crucero y experto forense en marina:

Los barcos navegan basándose en el principio de que la Tierra es redonda. Las cartas náuticas se diseñan con eso en mente: que la Tierra es redonda.

Hoy en día, los barcos utilizan GPS y lo último en equipos de navegación electrónica. Un moderno sistema de navegación que se llama ECDIS, un sistema de visualización e información de cartas electrónicas que proporciona una gran mejora en la seguridad de la navegación.

Advertisement

Imagen: Promoción del crucero (FEIC)

Según el ex capitán, la existencia del GPS solo es otra prueba de que la Tierra es una esfera, no un disco plano. El GPS se basa en 24 satélites principales que orbitan la Tierra para proporcionar información de posición y navegación.

¿Y qué dicen a todo esto los defensores a ultranza de un planeta con final abrupto? De acuerdo con la Wiki de Flat Earth, cualquier posible turista de vacaciones no debería preocuparse por caerse del plano terrestre, ya que la barrera de la Antártida debería detenerlos antes de llegar al límite. Según la página:

La Tierra tiene la forma de un disco con el Polo Norte en el centro y la Antártida como un muro alrededor del borde.

Advertisement

En cuanto al crucero, organizado por la Conferencia Internacional de Flat Earth, promete ser un lugar encantador donde departir con otros creyentes y donde podrán disfrutar de restaurantes, piscinas y otros entretenimientos hasta llegar un día a ese majestuoso final con el muro de hielo de la Antártida que delimita nuestro planeta con el espacio exterior. [The Guardian]