Para que la siguiente ilusión óptica funcione tienes que estar concentrado en un punto. Pasados unos segundos, lo que antes era una imagen, quizás solo mental en tu cabeza, comienza a desaparecer por completo. ¿Qué clase de brujería es está?

Para ello tienes que mirar de cerca en el centro de la imagen que tienes justo debajo, centrándote en un punto para luego tomar una instantánea mental del conjunto. Durante los primeros segundos te sentirás un poco tonto, pero de repente, a los 10 o 20 segundos, los colores deberían comenzar a desaparecer. Brutal.

Advertisement

Es posible que no le pase a todo el mundo, supongo que depende de si logras o no concentrarte (a mí si me ha ocurrido), y además tiene una explicación: el llamado efecto Troxler, capaz de hacer que las formas y los colores en la periferia de tu visión cambien de tono y desaparezcan con el tiempo.

La ilusión recibió el nombre del tipo que la descubrió, Ignaz Vital Troxler, y como la mayoría de las ilusiones ópticas viene a poner de manifiesto una vez más lo equivocado que puede estar nuestro cerebro incluso con algo que tenemos delante de nuestras narices.

Advertisement

La ilusión de Troxler también es famosa por la ilusión que mostramos en el gif de arriba. Otra vez, fíjate en el centro y observa cómo el espacio entre los círculos rosas se vuelve verde y, finalmente, parece que “borra” los círculos rosados por completo… aunque sepas que es un error. [Digg]