Captura de pantalla: Euronews

¿En qué lugar del planeta seríamos capaces de encontrarnos a una serpiente pitón cubierta por cientos de garrapatas dentro de una piscina? Sí, en Australia. Un caso de lo más extraño en un país donde cualquier cosa es posible si hablamos de animales.

Al parecer, el hallazgo tuvo lugar en el interior de una piscina. Según el cazador de serpientes Tony Harrison, el hombre que la rescató:

El reptil parecía enfermo, cubierto de parásitos y tendido en una piscina en el patio de Gold Coast en Queensland. Supongo que la pitón estaba en la piscina tratando de ahogar las garrapatas. Se veía que el animal estaba sufriendo mucho, con la cara hinchada y como floreciendo, completamente abrumada por las garrapatas que estaba criando en la piel.

El vídeo que se ha hecho viral en redes da fe de las palabras de Harrison. El hombre llevó al animal a una clínica veterinaria y le sacaron más de 500 garrapatas del cuerpo.

Lo cierto es que es normal que las serpientes arrastren pequeñas cantidades de garrapatas u otros parásitos en la naturaleza. Sin embargo, la presencia de esa cantidad tan grande indicó que la serpiente probablemente tendría algún tipo de enfermedad subyacente, según el profesor Bryan Fry de la Universidad de Queensland, “posiblemente debido al estrés por calor o condiciones de sequía”:

Claramente, era un animal gravemente enfermo que tenía sus defensas naturales destrozadas. Dudo que hubiera sobrevivido si no se hubiera sacado y recibido tratamiento.

Advertisement

De hecho, finalmente y tras la extracción de las garrapatas la pitón se ha quedado débil y sufre de anemia. Según la clínica veterinaría, “esperamos liberarla de vuelta a la naturaleza en los próximos meses”. [BBC]