Es una situación angustiosa que casi todos hemos vivido alguna vez al viajar en avión. Vas tranquilo, sentado, ni una nube ahí fuera, cielo despejado y, de repente, surgen violentas turbulencias que parecen que van a tumbar el avión. Es casi imposible que lo hagan pero este tipo de turbulencias aumentan el riesgo de caídas y accidentes de pasajeros y tripulación dentro del avión, además del coste para las aerolíneas en combustible extra. Un grupo de científicos alemanes buscan una solución, y la creen haber encontrado en el láser.

Las turbulencias en cielo despejado, conocidas como CAT o clear-air turbulence, son las m√°s peligrosas y extremadamente dif√≠ciles de detectar con la tecnolog√≠a actual de un avi√≥n de pasajeros. Se generan a una altura entre 7.000 y 12.000 metros cuando bancos de aire a diferente velocidad chocan entre s√≠, afectando al avi√≥n a su paso. Seg√ļn las predicciones, debido al cambio clim√°tico, cada vez habr√° m√°s turbulencias de este tipo a esas alturas. ¬ŅQu√© hacer?

Cient√≠ficos del Centro Aeroespacial Alem√°n (DLR) han equipado un avi√≥n con la tecnolog√≠a LIDAR, capaz de emitir un l√°ser en la direcci√≥n del vuelo y detectar las masas de aire con antelaci√≥n. De esta forma, el piloto podr√≠a variar con tiempo la ruta para evitarlas. El equipamiento es a√ļn muy rudimentario (arriba, se ve la imagen desde la cabina, con el sistema ubicado en la parte frontal del avi√≥n, debajo, el equipo dentro), pero son los primeros pasos.

Advertisement

De momento, los investigadores prueban la tecnología en un avión de reducidas dimensiones, un Cesna Citation. De funcionar, podría ser el primer paso para ver en el futuro aviones equipados con láser en el morro que nos salven de un buen susto. [DLR vía Gizmag]