Image: Flickr

Si alguna vez tuviste la pesadilla de tener una cucaracha en el interior de tu cuerpo, Katie Holley, de Florida, lo vivió en sus carnes durante nada menos que 9 días. La mujer ha relatado con todo tipo de detalles cómo se despertó con una cucaracha en el interior del oído y lo que ocurrió a partir de entonces.

Seg√ļn ha explicado en la web SELF, la aterradora historia comenz√≥ as√≠:

El mes pasado, a mitad de la noche, me desperté sobresaltada. Sentí como si alguien hubiera puesto un trozo de hielo en mi oreja izquierda, pero fue algo mucho peor.

Advertisement

Al principio supuso que era un insecto, sobre todo despu√©s de utilizar un bastoncillo de algod√≥n y que este revelara dos patas. Luego, su esposo ech√≥ un vistazo y le dijo que definitivamente era una cucaracha. El esposo de Holley solo pudo verificar que la cucaracha a√ļn estaba viva, as√≠ que decidieron dirigirse a la sala de emergencias.

En el hospital le dieron un poco de lidoca√≠na para adormecer el √°rea y matar al insecto, momento en el que pudieron sacar varios pedazos pensando que eso era todo. Seg√ļn Holley:

Image: Parte de la cucaracha (Katie Holley)

Cuando el médico me administró la lidocaína, la cucaracha comenzó a ... reaccionar. Sentir una cucaracha en la agonía de la muerte, alojada en una parte muy sensible de tu cuerpo, es diferente a cualquier cosa que pueda explicar adecuadamente.

Advertisement

Sin embargo, el m√©dico de urgencias no pudo sacarla por completo. Todav√≠a con una extra√Īa sensaci√≥n en el o√≠do, nueve d√≠as m√°s tarde fue a ver a su m√©dico local, quien separ√≥ otras seis piezas del cad√°ver de la cucaracha y le confirm√≥ que no quedaban m√°s partes. El doctor le reserv√≥ una visita a un especialista en o√≠dos, nariz y garganta:

Una vez que me ubicaron en la sofisticada consulta ese mismo día, el otorrinolaringólogo me colocó una especie de microscopio junto a la oreja. No dijo gran cosa, pero sí confirmó que todavía había algo allí. El hombre extrajo toda la cabeza, el torso superior, las extremidades adicionales y las antenas. Llevaba con todo eso en el oído durante más de una semana. También me dijo que extraía insectos de los oídos de la gente al menos una vez al mes, y que yo era la segunda persona ese día que lo necesitaba.

Aunque pudiera parecer lo contario, no es un fen√≥meno tan raro como pudiera parecer tener una cucaracha en el o√≠do. De hecho, los insectos como las cucarachas y las hormigas terminan en los o√≠dos buscando comida. ¬ŅPor qu√©? Seg√ļn el entom√≥logo Coby Schal, ‚Äúporque est√°n buscando comida en todas partes, y el cerumen puede ser atractivo para ellos‚ÄĚ. [SELF v√≠a ScienceAlert]