El F-35 es una constante fuente de problemas. ¿El último? Su sistema de disparo. Un reciente artículo en The Daily Beast aseguraba que el sistema de puntería electro-óptico del caza está anticuado diez años. ¿Qué hay de cierto en ello?

Advertisement

En general lo que se dice sobre el sistema de puntería de este caza es cierto. Su tecnología está basada en el sistema SNIPER, que tiene 10 años de antigüedad. La plataforma puede actualizarse, pero no es precisamente plug & play. Si se cambia un componente, probablemente haya que cambiar otros vinculados a él. Además, cualquier modificación que se quiera hacer está limitada por las dimensiones del habitáculo del F-35 para este sistema, y por la óptica de zafiro que lleva. Puestos a cambiar, sería más sencillo integrar un sistema de puntería externo completamente nuevo.

El sistema de puntería electro-óptico (EOTS) del F-35 también tiene dos fallos muy importantes. El primero es que carece de infrarrojos, una tecnología también antigua, pero que ha demostrado du efectividad en numerosas ocasiones. El segundo es un enlace que permita enviar señal de vídeo en vivo a tierra.

Advertisement

Esta última carencia es especialmente espinosa, porque ese sistema denominado Remotely Operated Video Enhanced Receiver (ROVER) es de gran ayuda para evitar ataques sobre unidades enemigas. ROVER se creó en 2011, y permite compartir la señal de vídeo del sistema de puntería con unidades en tierra.

El hecho de que un avión supuestamente tan avanzado como el F-35 no integre un sistema como ROVER es una prueba de hasta qué punto los departamentos de diseño estuvieron alejados de los pilotos. Lo peor del asunto es que no existen planes de ningún tipo para integrar ROVER en el avión.

Advertisement

La alternativa a estos problemas es sencilla, y pasa por añadir al avión un módulo completamente nuevo de puntería acoplado bajo el fuselaje. Por supuesto, semejante decisión no está exenta de sacrificios. En este caso, lo que habría que sacrificar sería el bajo perfil del F-35 en el radar, pero el sigilo no es tan importante como la precisión en la mayor parte de las misiones actuales. Además, el F-35 parece llamado a sustituir a una familia muy extensa de cazas entre los que hay muchos modelos que no son invisibles al radar y a los que debe superar en prestaciones.

No todo es de color negro en el diseño del F-35. Aunque el sistema de puntería es muy mejorable, el conjunto de sensores que equipa y la información que transmite al casco del piloto es probablemente la plataforma mejor integrada que se ha hecho hasta ahora en ningún avión de combate. En líneas generales, la tecnología del F-35 permite a su piloto ser más consciente de su entorno,y responder más rápidamente a cualquier eventualidad. Perder un poco de sigilo para mejorar el sistema de puntería no es un sacrificio tan grande. [vía Foxtrot Alpha]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)