Foto: Harry Burton (Metropolitan Museum of Art / Dominio p√ļblico)

Imagina ser un arque√≥logo que explora las antiguas tumbas de Egipto y encontrarte con esta cerradura intacta de 3245 a√Īos. Esta fue la imagen que salud√≥ a Howard Carter en 1923 cuando se preparaba para entrar por primera vez en la capilla recubierta de oro que conduc√≠a al sarc√≥fago de Tutankam√≥n.

Esta incre√≠ble fotograf√≠a fue tomada por Harry Burton en 1923. Muestra un sello a√ļn intacto hecho de cuerda que aseguraba las puertas de una de las cuatro capillas superpuestas de la tumba de Tutankam√≥n. El sello de la necr√≥polis representa a los cautivos arrodillados y a Anubis, el dios chacal de los muertos.

Las puertas exteriores de las capillas hab√≠an sido abiertas y saqueadas dos veces en la antig√ľedad, pero las puertas de la tercera capilla, que conten√≠a el sarc√≥fago real, todav√≠a estaban selladas, una indicaci√≥n de que su contenido estar√≠a intacto.

La puerta fue abierta finalmente por el famoso arqueólogo y egiptólogo Howard Carter, lo que llevó al descubrimiento de una mina de tesoros antiguos.

Pero ¬Ņc√≥mo pudo la cuerda durar 32 siglos sin desmoronarse? Un art√≠culo de Rare Historical Photos lo explica:

La cuerda es una de las tecnolog√≠as humanas fundamentales. Los arque√≥logos han encontrado cuerdas de dos capas que se remontan a 28.000 a√Īos atr√°s. Los egipcios fueron la primera civilizaci√≥n documentada en utilizar herramientas especializadas para hacer cuerdas. Una clave por la que la cuerda dur√≥ tanto tiempo no es la cuerda en s√≠, sino la aridez del aire en el desierto, que seca y conserva las cosas. Otra clave es la privaci√≥n de ox√≠geno. Las tumbas est√°n selladas al exterior. Las bacterias pueden descomponer las cosas mientras tengan ox√≠geno, pero luego se asfixian. No es raro encontrar cuerdas, tallas de madera, telas, tintes org√°nicos, etc. en pir√°mides y tumbas egipcias que no hubieran sobrevivido en ninguna otra parte del mundo. Las condiciones des√©rticas de Egipto hicieron posible la preservaci√≥n de mucho m√°s material org√°nico de lo que hubiera sido posible en otro lado. Esto contrasta con, por ejemplo, los yacimientos mayas en Centroam√©rica que son mucho m√°s recientes, pero de los cuales casi no se ha recuperado material org√°nico. La principal diferencia es la selva frente a las condiciones del desierto.

Advertisement

Por alguna raz√≥n, la foto del sello no lleg√≥ hasta la cobertura original de la excavaci√≥n de National Geographic, pero se hizo p√ļblica en 2003.