GIF: YouTube

Lo que vemos: la incre√≠ble capacidad de los antrodi√©tidos, la familia de ara√Īas migalomorfas t√≠picas de California, construyendo peque√Īas torres en el suelo de las zonas boscosas que se extienden bajo tierra hasta su madriguera. Una vez construida, el resto es esperar a que llegue la ‚Äúcena‚ÄĚ.

Generalmente por la noche, estas ara√Īas suben a la torre y esperan la llegada de la ‚Äúv√≠ctima‚ÄĚ: normalmente escarabajos, polillas u otros insectos. Adem√°s, mientras permanecen ocultas dentro de su torreta, son capaces de sentir las vibraciones creadas por los pasos de sus presas.

De hecho, es justo en ese momento cuando ataca, saliendo de la torre hueca como si fuera un gato de ocho patas. Con la velocidad del rayo, la ara√Īa balancea sus colmillos como dagas, inyectando veneno en su presa antes de arrastrarla hacia la madriguera. Alucinante. [KQED]