Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Foto: Fundación Artelopus (IFL Science)

Los indígenas de la tribu Arhuaco, en Colombia la llaman Gouna y la consideran un animal sagrado, pero su nombre científico es incluso más sugerente: Se trata de la rana arlequín de la noche estrellada (Atelopus arsyecue), y se temía que estuviese extinta porque no se había visto ni un ejemplar vivo en casi 30 años.

La Fundación Atelopus es una organización que tiene com propósito proteger y conservar los anfibios y reptiles en la Sierra Nevada de Santa Marta, en el norte de Colombia. Un equipo de científicos de Atelopus, en colaboración con Global Wildlife Conservation ha “resucitado” la especie, que hasta ahora se creía extinta, al lograr fotografiar un pequeño grupo de 30 de estos anfibios en las estribaciones de la Sierra Colombiana. La última vez que se pudo fotografiar a esta especie fue en 1991

Advertisement

La tarea no ha sido nada fácil. Las montañas de la Sierra de Santa Marta son sagradas para los Arhuaco que viven en Sogrome. “La Sierra de Santa Marta se considera sagrada y las ranas arlequín son guardianes del agua y símbolos de fertilidad para el pueblo Arhuaco”, explica a IFL Kaneymaku Suarez Chaparro, estudiante de biología y miembro de la comunidad Arhuaco que vive en Sogrome.

Foto: Fundación Artelopus (Global Wildlife Conservation)

Tras oír historias en las que se mencionaba a esta esquiva variedad de la rana arlequín Los investigadores de Artelopus pasaron cuatro años negociando con los líderes espirituales de los Arhuaco para que les permitieran subir a la montaña sagrada y les guiaran por sus rincones en busca de los anfibios. Los esfuerzos cristalizaron este año y el resultado son unas maravilosas imágenes que sirven para concienciar una vez más de la necesidad de proteger los ecosistemas en los que viven estas especies.

De las 96 especies conocidas de ranas arlequín, 80 están en peligro crítico de extinción según la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Tras casi tres décadas virtualmente extintas, las ranas arlequín de la noche estrellada pueden seguir en la lista, aunque aún siguen en serio peligro. [Global Wildlife Conservation vía IFL Science]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter