Por su aspecto no es muy distinta a una estación del metro de Londres, pero algo no encaja cuando pasan los minutos y sigues ahí, de pie en las escaleras mecánicas. Se llama Arsenalna, está a 105,5 metros bajo el suelo de Kiev y es la estación de metro más profunda del planeta.

Tan profunda como un edificio de 35 plantas. Tan profunda que entre la entrada y la estación cabe de pie la Estatua de la Libertad (y sobran 12 metros por encima de la antorcha). Tan profunda que la gente tarda cerca de cinco minutos en llegar desde la calle hasta el andén.

Advertisement

La estación de Arsenalna fue inaugurada el 6 de noviembre de 1960, el mismo día que empezó a funcionar el metro de Kiev. Su inusual profundidad se debe a la geografía de la capital ucraniana: la entrada se encuentra en la parte alta de la cuenca del río Dniéper, al borde de un valle empinado por el que se extiende el resto de la ciudad con la que conecta.

Advertisement

Arsenalna cuenta con dos imponentes juegos de escaleras mec√°nicas y un enorme vest√≠bulo que conecta ambos tramos. El viaje hasta abajo es tan largo que la gente suele hojear un libro, mirar el tel√©fono o sentarse en las escaleras para pasar el rato. De hecho, la estaci√≥n puede usarse como b√ļnker si se sellan los andenes con puertas de acero.

A pesar de Arsenalna, el metro de Kiev no es el m√°s profundo del mundo. Ese honor lo tiene el metro de San Petersburgo, cuyas l√≠neas discurren a una profundidad media de 60 metros. En San Petersburgo tambi√©n se encuentra la segunda estaci√≥n de metro m√°s profunda del mundo, la de Admiralteyskaya, a 86 metros bajo el nivel del suelo. Eso s√≠, esta estaci√≥n no se inaugur√≥ hasta 2011 debido a las dificultades que entra√Īaba su construcci√≥n.