Hemos estado siguiendo el desarrollo de la serpiente rob√≥tica de Carnegie Mellon desde hace alg√ļn tiempo. Sin embargo por mucho que se trate de una brillante aplicaci√≥n de la tecnolog√≠a, tambi√©n resulta un tanto aterrador lo realista de sus movimientos al deslizarse por el suelo o un √°rbol. Pero eso no es tan inquietante como su √ļltimo truco.

Utilizando una serie de acelerómetros situados en el interior de cada uno de los segmentos modulares de la serpiente, el robot ahora puede ser lanzado sobre una rama o poste y agarrarlo automáticamente sin caer.

Si tenemos en cuenta que la investigación esta financiada en parte por el Ejercito de los Estados Unidos, podemos suponer que estas serpientes se están probando en cuellos de maniquíes. [Carnegie Mellon Biorobotics Laboratory]