Diseño de un satélite ruso.
Image: Roscosmos/Facebook.

En Estados Unidos se encuentran nerviosos por la extraña actividad de un misterioso satélite ruso en órbita, incluso considerando la posibilidad de que podría tratarse de un arma espacial, y no tienen forma de comprobarlo, según un comunicado oficial del departamento de estado.

Advertisement

Una secretaria asistente del departamento de estado de la nación americana aseguró en una conferencia que “no tenemos forma de saber qué es [el satélite] ni cómo verificarlo”, incluso mencionando la posibilidad de que podría ser una especie de arma, quizás un prototipo.

El satélite en cuestión fue lanzado al espacio por Rusia el pasado mes de octubre de 2017, y su comportamiento en órbita es anormal y casi impredecible, por lo que no coincide con la actividad de ningún otro satélite, ni siquiera ruso. Según Yleem Poblete, la secretaria asistente del departamento de estado, “su comportamiento en órbita es inconsistente con cualquier cosa que hemos visto en nuestras inspecciones, incluyendo los análisis de satélites rusos. Las intenciones de los rusos con este satélite no están claras y son preocupantes”.

En cuanto a los rusos, agentes oficiales han declarado que estos comentarios del gobierno estadounidense son “acusaciones sin bases y difamatorias basadas simplemente en sospechas”.

Advertisement

El hecho de que Rusia ha desarrollado en el pasado armas espaciales no es ningún secreto, sin embargo, no existen pruebas de que hoy en día lo estén haciendo, pero sería ilógico que existieran, dado que este tipo de proyectos e investigaciones relacionadas a la tecnología espacial se suelen mantener confidenciales en todos los gobiernos de todos los países.

Un satélite armado con láseres o microondas serviría no para ocasionar caos y destrucción en órbita, ni para atacar a la Tierra, sino lo más probable es que su propósito fuera afectar a otros satélites e inhabilitarlos para, en teoría, dejar a “ciegas” a un enemigo en tierra ante posibles ataques. [Departamento de estado de los Estados Unidos vía BBC / Science Alert]