Imagen: Getty

De acuerdo con un informe publicado en el Wall Street Journal, la CIA y los militares estadounidenses han estado utilizando un nuevo tipo de misil durante algunos ataques con drones. ÂżQuĂ© hace que este nuevo misil sea Ășnico? No explota. En su lugar despliega cuchillas afiladas que golpean a los objetivos “con la fuerza de un yunque en marcha”.

El nuevo misil, del que nunca se ha sabido pĂșblicamente hasta hoy, se llama R9X y es una variante del misil Hellfire. Pero a diferencia de un Hellfire tradicional, el R9X estĂĄ diseñado con seis hojas largas que solo emergen del proyectil segundos antes del impacto. El R9X, apodado el “Ginsu volador” para los iniciados, no contiene una ojiva. El objetivo, de acuerdo con funcionarios anĂłnimos de Estados Unidos que hablaron con el Journal, es reducir las vĂ­ctimas innecesarias y, con suerte, tan solo matar al objetivo.

Advertisement

Los reporteros de guerra han estado especulando que el ejército de Estados Unidos tenía un nuevo tipo de arma desde al menos febrero de 2017, cuando surgieron las fotos tras la muerte de Abu Khayr al Masri de Al Qaeda en Siria. El terrorista, un ciudadano egipcio, había estado viajando en un sedån Kia que se veía sorprendentemente intacto después del ataque con drones de la CIA, dado que acababa de ser alcanzado con un misil.

El techo del Kia estaba destruido y, como informĂł el periodista Tyler Rogoway en ese momento, el automĂłvil “literalmente tiene un agujero perforado en el techo sin ningĂșn signo real de una gran explosiĂłn”.

Otro terrorista, Jamal al-Badawi, pudo haber sido atacado en Yemen usando el nuevo misil cuando fue asesinado en enero de 2019. Al-Badawi ayudĂł a organizar el bombardeo del USS Cole en el 2000 que matĂł a 17 marines y causĂł heridas a al menos 40.

Advertisement

SegĂșn el Journal, el R9X fue desarrollado por el presidente Barack Obama en un esfuerzo por reducir las muertes de civiles y ha estado en desarrollo desde al menos 2011. El presidente Donald Trump rechazĂł los esfuerzos para limitar las vĂ­ctimas civiles, incluso rescindiendo un mandato de la era de Obama para reportar muertes de civiles por drones fuera de zonas de guerra.

Advertisement

SegĂșn este nuevo informe, el R9X se ha utilizado media docena de veces en todo el mundo, incluyendo Libia, Siria, Irak, Yemen y Somalia. Pero esos nĂșmeros no pudieron ser verificados de manera independiente y los funcionarios de asuntos pĂșblicos del Departamento de Defensa de Estados Unidos no han respondido de inmediato a la solicitud de comentarios de Gizmodo. [Wall Street Journal]