Image: Boiga irregularis (Wikimedia Commons)

Un equipo de cient√≠ficos liderado por la Universidad de Queensland ha descubierto que la serpiente arb√≥rea marr√≥n (Boiga irregularis) ha estado destruyendo la poblaci√≥n de aves nativas de la isla de Guam. Para llegar hasta la isla del Pac√≠fico hizo ‚Äúautostop‚ÄĚ en los aviones.

Lo bueno: que no se trata de aviones comerciales. Seg√ļn un estudio publicado en el Journal of Molecular Evolution, saltaron en aviones de transporte militar en alg√ļn lugar de Australia durante la Segunda Guerra Mundial. Tal y como explica el profesor Bryan Fry de la Facultad de Ciencias Biol√≥gicas de la UQ:

La serpiente hizo autostop en los transportes de tropas de la regi√≥n australiana y desde entonces ha llevado a la extinci√≥n a m√ļltiples especies de aves nativas, con solo tres especies ahora en la isla. Las serpientes pueden entrar al avi√≥n ya sea desliz√°ndose por el tren de aterrizaje o siendo transportadas dentro de la carga en la que se han metido. Una vez dentro, est√°n protegidas de los elementos.

Image: Wikimedia Commons

Los patrones de viaje de la serpiente se han publicado en el estudio del Journal of Molecular Evolution. El veneno es relativamente inofensivo para los humanos, pero 100 veces m√°s t√≥xico para las aves. El estudio, al rastrear la existencia del veneno, concluy√≥ que la propagaci√≥n ‚Äúexplosiva‚ÄĚ se debi√≥ a la capacidad de la serpiente de esconderse en aviones militares de la Segunda Guerra Mundial en Australia. Seg√ļn Fry:

El impacto de las serpientes fue tan devastador que ahora se encuentra entre las peores plagas de todos los tiempos. Durante los √ļltimos 80 a√Īos m√°s o menos, para la serpiente marr√≥n esta ventaja biol√≥gica se ha visto favorecida por la introducci√≥n del transporte a√©reo.

Advertisement

Y no es solo en Guam. Tambi√©n est√°n intentando saltar a Hawai. ‚ÄúEl gobierno de Estados Unidos todav√≠a est√° volando aviones militares desde Guam a Hawai y las serpientes siguen haciendo autostop‚ÄĚ, dijo Fry en un comunicado.

De hecho, los animales son interceptados regularmente en los aeropuertos de Hawai, por lo que si se permite que estos vuelos directos contin√ļen, es solo cuesti√≥n de tiempo hasta que lleguen a la zona y se establezcan, eliminando a las aves como lo hicieron en Guam.

Detener la propagaci√≥n no ser√° una tarea f√°cil. Para el profesor, una opci√≥n ser√≠a detener por completo todos los viajes a√©reos desde Hawai a Guam y viceversa, pero obviamente esa no es una soluci√≥n viable. Otra opci√≥n es usar perros para detectar los ‚Äúpolizones‚ÄĚ.

Advertisement

‚ÄúPero la realidad es que, dado que los vuelos van a continuar, en realidad es solo una cuesti√≥n de cu√°ndo, no si llegan a Hawai. La erradicaci√≥n ha demostrado ser imposible en Guam. No es un escenario optimista para Hawai‚ÄĚ, sentencia el profesor. [Mashable]