El verano pasado Rusia tom√≥ una decisi√≥n muy pol√©mica: prohibir la importaci√≥n de comida de Europa, EE.UU. y otros pa√≠ses occidentales como respuesta a las sanciones que le impusieron por el conflicto con Ucrania. Una marca rusa de importaci√≥n de alimentos ha ideado un genial anuncio para ‚Äúsaltarse‚ÄĚ la ley.

Advertisement

La idea, adem√°s de un anuncio en s√≠, es una forma de protesta contra la medida de Rusia que ha d√≠a de hoy sigue vigente. Se le ocurri√≥ a la tienda Don Giulio Salumeria, en Mosc√ļ, y dedicada a importar comida y productos italianos. Con la ayuda de la agencia de publicidad The 23, instalaron una vaya publicitaria con un cartel de los productos prohibidos. En la parte superior, una c√°mara y un sistema de reconocimiento de objetos era capaz de saber si se acercaba la polic√≠a identificando entre la gente el uniforme, las placas o la forma del sombrero que utilizan los agentes rusos. Si efectivamente se acercaba un polic√≠a, la vaya cambiaba autom√°ticamente el p√≥ster de la comida prohibida por otro de unas matrioskas. Al marcharse los agentes, vuelta al cartel inicia. Ingenioso. Lo puedes ver en el v√≠deo debajo.

Como decimos, la idea al final tiene m√°s un objetivo de campa√Īa de protesta que publicitario de la marca, aunque es tan buena que al final consigue ambos objetivos. Como puro anuncio en exteriores para ‚Äúburlar‚ÄĚ a la polic√≠a es mejorable desde el punto de vista t√©cnico. El polic√≠a puede ver claramente desde lejos el anuncio de la comida importada prohibida. Tiene que acercarse bastante para que el sistema de reconocimiento se de cuenta de que, efectivamente, hay un agente cerca. Pero imagina esta idea perfeccionada de verdad. Con pantallas digitales y software de reconocimiento facial que funcione de verdad. La pesadilla de cualquier persona y el sue√Īo de los anunciantes. [v√≠a Adweek]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)