El exministro de investigación e innovación irlandés, Seán Sherlock, inaugura un laboratorio en la planta de Ringaskiddy. Imagen: Pfizer

La f√°brica de Pfizer en Ringaskiddy, Irlanda, gan√≥ la loter√≠a hace unos d√≠as cuando los reguladores del Reino Unido anunciaron que permitir√°n comprar Viagra sin receta en las farmacias del pa√≠s vecino. Pero la gigantesca planta farmac√©utica ya era famosa entre los lugare√Īos por sus misteriosos ‚Äúhumos del amor‚ÄĚ.

En Ringaskiddy est√°n convencidos de que los gases de la f√°brica de Pfizer provocan erecciones espont√°neas entre los hombres y los perros del pueblo, a los que han visto ‚Äúcaminando por ah√≠ en estado de excitaci√≥n sexual‚ÄĚ. ‚ÄúLos huelen y ya est√°n tiesos‚ÄĚ, explica al Sunday Times Debbie O‚ÄôGrady, cantinera de la peque√Īa localidad cercana a Cork. ‚ÄúLlevamos a√Īos disfrutando gratis de los humos del amor‚ÄĚ.

La f√°brica de Pfizer en Ringaskiddy, en el condado de Cork. Imagen: Pfizer

Pfizer niega que haya ‚ÄúViagra en el aire‚ÄĚ y atribuye las acusaciones a un ‚Äúmito divertido‚ÄĚ entre los vecinos de Ringaskiddy. ‚ÄúNuestros procesos de fabricaci√≥n siempre han sido altamente sofisticados y est√°n fuertemente regulados‚ÄĚ, a√Īade la compa√Ī√≠a estadounidense, due√Īa de la marca Viagra. Pero los lugare√Īos no se lo terminan de creer.

‚ÄúEl Viagra debe haberse metido en el suministro de agua‚ÄĚ, cuenta Sadie O‚ÄôGrady, madre de Debbie y due√Īa del Ferry Boat Inn, un bar local. ‚ÄúEstoy convencida de que eso es lo que sucedi√≥ en un principio, antes de que la f√°brica estuviera tan estrechamente regulada‚ÄĚ.

Advertisement

Lejos de espantar a la gente, O‚ÄôGrady dice que son muchas las personas que vienen al pueblo por curiosidad y nunca se van. ‚ÄúPara algunos muchachos con problemas en ese departamento puede ser una bendici√≥n‚ÄĚ.

Por su parte, el sobrino de 18 a√Īos de Sadie O‚ÄôGrady niega que los vapores de la f√°brica de Pfizer tengan alg√ļn impacto en √©l a nivel personal. ‚ÄúProbablemente necesitar√≠a algo que tuviera el efecto contrario‚ÄĚ, a√Īade.

[The Sunday Times vía The Irish Post]