Un pub de la ciudad de Singapur llamado Zouk acaba de instalar un sistema informativo muy interesante que trata de evitar que sus clientes conduzcan ebrios. Se trata de unos retretes que monitorizan el nivel de alcohol en sangre del usuario y lo apuntan en el resguardo del aparcamiento.

El sistema forma parte de una campaña de seguridad vial ideada por la agencia DDB y funciona como sigue: Primero los clientes reciben un ticket de estacionamiento con conectividad RFID. Cuando el cliente acude a los urinarios del club, estos miden su nivel de alcohol y se lo comunican mediante una pequeña pantalla pero, además, dejan una marca en el ticket.

Advertisement

Cuando el cliente vuelve a recoger su coche, un segundo control de ticket informa si el ├║ltimo nivel de alcoholemia registrado est├í por encima del l├şmite legal. Si es as├ş, los encargados le ofrecen llamar a un taxi o utilizar un servicio del propio local que lleva a los clientes que lo deseen hasta su casa.

La campa├▒a ha registrado 573 casos de conductores que daban positivo en s├│lo dos semanas. Sin embargo, s├│lo 342 decidieron no conducir. Si el sistema prueba ser preciso, quiz├í las autoridades de Singapur deber├şan tomar cartas en el asunto. [YouTube via PSFK]