¿Qué ocurre cuando mezclas LEDs y un láser con nitrógeno líquido a -196 grados centígrados bajo cero? Ciencia. Cuando ambos objetos se exponen a tan bajas temperaturas, los materiales de los que están compuestos comienzan a cambiar, con ellos la energía que emiten y con ellos el espectro de color concreto.

En este vídeo puede verse cómo, después de introducirlos en el tanque de nitrógeno líquido los colores tanto del LED como del láser cambian rápidamente. ¿Por qué ocurre? Porque el funcionamiento de ambos depende de un semiconductor que se encuentra en su interior, cuya energía puede variarse con la temperatura (que es un intercambio de energía).

Advertisement

El color de cada uno de los LEDs, de hecho, viene determinado por el semiconductor y la banda de energía a la que se encuentra. Cuando vemos que el LED de notificación de un móvil cambia de color, por ejemplo, en realidad eso se consigue cambiando la banda de energía. Aquí es lo mismo, pero de manera un poco más... artesanal.

Esos -196º grados centígrados “roban” parte de la energía termal que emite el LED, por minúscula que sea. La pérdida de energía provoca que aumente el salto de banda y con él llega un aumento en la energía que emite el fotón y un descenso de la longitud de onda. Si cambia la longitud de onda del fotón, cambia el color. Voilá. [vía Styropyro]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)