La roca fundida no se lleva excesivamente bien con el agua, pero los vulcanólogos quieren ir un poco más allá. Para ello han fundido 360 kilos de basalto en un horno industrial. El resultado es un magma muy similar al que se crea en la naturaleza. El siguiente paso es echarlo en un tanque de agua.

El magma creado por Jeff Robert está a una temperatura de unos 1.100 grados celsius. Al abrir la compuerta del horno y dejarlo fluir hasta el depósito de agua, la roca fundida reacciona violentamente formando burbujas que aumentan su volumen varios cientos de veces.

Estas burbujas son consecuencia l√≥gica de la transformaci√≥n del agua en vapor. ¬ŅPara qu√© estudiar este fen√≥meno? Los vulcan√≥logos est√°n particularmente interesados en la reacci√≥n porque es la misma que se produce bajo el mar, cuando una grieta se abre lo suficiente como para dejar entrar agua fr√≠a en una c√°mara de magma.

El vapor atrapado bajo toneladas de roca acaba abri√©ndose paso violentamente hacia el exterior en una explosi√≥n que se conoce como una erupci√≥n freomagm√°tica. Mientras contin√ļan con sus experimentos, nos dejan este fascinante espect√°culo. [National Geographic v√≠a Sploid]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)