Iagen: Mario Modesto Mata - Flick.

Problemas cardíacos, aumentar el riesgo de partos prematuros y recién nacidos de bajo peso o que los dientes te sangren y se te caigan solos. Todo esto puede pasar si decides simplemente no cepillarte los dientes nunca más. Y que te duela muchísimo, claro.

Advertisement

Si miramos atr√°s en la historia, nuestros antepasados no se cepillaban los dientes como nosotros. Los primeros utensilios de higiene dental datan de alrededor del a√Īo 3000 a. C., y consist√≠an en raspadores a partir de objetos rudimentarios, para sacar la suciedad visible como buenamente se pod√≠a (palos, ramitas, plumas de p√°jaro). Tambi√©n parece que en Egipto hab√≠a enjuagues de flores para evitar el mal aliento, pero poco m√°s.

Si nos vamos mucho m√°s atr√°s, no hay ninguna constancia de que el Homo Sapiens tuviera mucha higiene dental. Y, a su vez, una de las formas en las que los arque√≥logos catalogan los restos de nuestros ancestros es precisamente por sus f√≥siles dentales. Esto quiere decir que no perd√≠an los dientes a pesar de no cepillarlos tanto como nosotros. ¬ŅQuiere decir esto que si no te cepillas nunca los dientes no pasa nada? En absoluto.

Advertisement

Imagen: Primera mandíbula a la que se le retiraron las caries. CC// Stefano Benazzi

‚ÄúLos cr√°neos de la antig√ľedad demuestran que los problemas dentales de nuestros antepasados eran casi inexistentes, ya que apenas ten√≠an lesiones de caries sin lavarse los dientes, pero ni viv√≠an tantas d√©cadas como en la actualidad, ni su dieta era rica en az√ļcares refinados, ni fumaban‚ÄĚ, afirma para Gizmodo en Espa√Īol Elias Casals Peidr√≥, doctor en Odontologia. ‚ÄúEl consumo de az√ļcar actualmente se encuentra entre los m√°s altos de nuestra historia. Las bacterias que producen lesiones de caries se alimentan precisamente de √©l, y lo utilizan para producir un √°cido en el cual ellas viven mejor, pero que indirectamente da√Īa la superficie de los dientes, desmineraliz√°ndolos y debilit√°ndolos‚ÄĚ.

Advertisement

Imagen: Smile Pad.

Si nos dejamos de cepillar, por este orden, primero se nos inflamar√°n las enc√≠as: ‚ÄúAl cabo de 48 horas las enc√≠as se inflaman haciendo que sangren‚ÄĚ, advierte El√≠as. Al inflamarse se retraen y se forman bolsas bajo la l√≠nea de las enc√≠as que se infectan en poco tiempo (periodontitis, piorrea o periodontitis cr√≥nica). Inmediatamente despu√©s empezaremos a desarrollar paralelamente lesiones de caries.

Advertisement

Esto ocurre porque, como explicaba el experto, las bacterias que causan las caries ¬†y hacen que se nos piquen las muelas (streptococcus mutan) consumen az√ļcares simples, convirti√©ndolos en placa √°cida. Esta placa causa capas inorg√°nicas duras que hacen que el esmalte y la dentina se ablanden. Ocurre preferentemente de atr√°s a delante por una mera cuesti√≥n de accesibilidad: rozamos m√°s los dientes de delante con la lengua y los labios y los limpiamos un poco sin querer as√≠ que los de atr√°s tienden a estar m√°s sucios.

Imagen: Dental Pain Relief. Dr Nepal - YouTube.

Advertisement

Por √ļltimo, la p√©rdida de dientes vendr√≠a aparejada con la p√©rdida del hueso de soporte periodontal, causada por la inflamaci√≥n y la infecci√≥n. Es decir, las capas reblandecidas se disuelven dejando un agujero (lo que conocemos como diente picado). A no ser que esta cavidad se rellene o empaste por un dentista, puede continuar erosionando y da√Īar la pulpa interior. El da√Īo pulpar requerir√° tanto la extracci√≥n del diente como de la pulpa o esta se seguir√° infectando. Para el caso que nos ocupa, s√≠, puede ocurrir solo; el diente finalmente se caer√° con todo cuando el tejido conjuntivo que lo mantiene en su sitio muera y se pudra, pero por supuesto esto ser√° lento y muy doloroso.

En s√≠ntomas obvios y menores, pero tambi√©n molestos: ‚ÄúPor supuesto, tambi√©n provocar√≠a una importante halitosis (mal aliento) por el importante n√ļmero de bacterias en la boca fermentando desechos alimentarios‚ÄĚ, ampl√≠a el doctor.

Advertisement

Imagen: El Gato de Cheshire | Alicia en el País de las Maravillas CC/ Wikimedia.

Ahora, ¬Ņqu√© tendr√°n que ver los dientes con el coraz√≥n, la diabetes o los embarazos? Bueno, la inflamaci√≥n de las enc√≠as es una inflamaci√≥n general como cualquier otra en el cuerpo. Los pat√≥genos y bacterias causantes de la inflamaci√≥n llegan a la circulaci√≥n de la sangre y, por tanto, pueden actuar en cualquier parte del organismo.

Advertisement

‚ÄúVarios estudios han tratado la patolog√≠a de las enc√≠as de mujeres embarazadas para intentar reducir los ni√Īos prematuros o de bajo peso‚ÄĚ, comenta El√≠as. Los estudios cl√≠nicos sugieren que las bacterias de la cavidad oral colonizan el feto y la placenta, con la sangre como veh√≠culo de transmisi√≥n.

Advertisement

En cuanto al coraz√≥n, los datos indican que la enfermedad cr√≥nica de las enc√≠as puede contribuir al desarrollo de endocarditis bacteriana. Ocurre de manera similar a lo que pasa con los beb√©s: las bacterias ingresan al torrente sangu√≠neo y viajan hacia all√≠. La infecci√≥n puede da√Īar o inclusive destruir las v√°lvulas o tejidos card√≠acos porque se adhiere a los dep√≥sitos grasos en los vasos, lo que puede generar co√°gulos y producir ataques.

Siempre que hay sangrados en la boca, ciertas bacterias pueden depositarse en las válvulas cardíacas. Por esto, si se tienen ya afecciones en el corazón, se evita someterse a procedimientos que hagan sangrar y es una de las primeras cosas que se te pregunta en la ficha de registro cuando vas a un dentista.

Advertisement

Imagen: N. Catamarca.

Por √ļltimo, si bien todo esto ha podido parecer una sintomatolog√≠a que podr√≠a ignorarse con unos cuantos ibuprofeno y dej√°ndolo correr, nada m√°s lejos de la realidad. Es poco probable que llegaran a ca√©rsete todos los dientes de forma natural (sin sacarlos), simplemente porque no podr√≠as soportarlo y pedir√≠as a gritos que te los arranquen.

Advertisement

Los dientes tienen muchos nervios, y cuando algo va mal avisan por medio de un fuerte dolor. Uno de los más agudos, duraderos y difíciles de aguantar que existen, por cierto.

El dolor se puede describir como continuo pero palpitante y que parece, con raz√≥n, provenir de la misma ra√≠z del diente e incapacita el desempe√Īo normal de la persona. Se expande en poco tiempo a los nervios circundantes, de forma que lo que empez√≥ en la muela puede llegar a abarcar un dolor que parezca dominar media cara. Tambi√©n empeora a m√°s se toca o manipula aunque en el momento parezca aliviar (algo as√≠ como rascar una picadura de mosquito). Adem√°s, no desaparece por s√≠ solo: si tomamos un analg√©sico pero no tratamos la causa ra√≠z, terminar√° por volver a doler y, probablemente, la siguiente vez ser√° peor.