Foto: Tyler Dukes (WRAL)

Que la polic√≠a solicite a una compa√Ī√≠a tecnol√≥gica acceso a los datos de un m√≥vil implicado en un caso no es nada nuevo. Lo que si es m√°s raro es que solicite acceso a todos los celulares de un √°rea en la que ha tenido lugar un crimen. Esto es lo que ha ocurrido en Carolina del Norte en al menos cuatro ocasiones.

Seg√ļn informaci√≥n a la que ha tenido acceso el periodista Tyler Dukes para WRAL, la polic√≠a de Carolina del Norte solicit√≥ a Google acceder a todas las b√ļsquedas de Google Mapas en cuatro √°reas determinadas de Raleigh relacionadas con cuatro casos: dos de asesinato, uno de violencia sexual, y un cuarto de incendio provocado que destruy√≥ dos bloques de apartamentos y desplaz√≥ a 41 personas.

Advertisement

Una de las zonas delimitadas por la policía. Foto: Tyler Dukes (WRAL)

Todas las peticiones se realizaron en 2017 y fueron atendidas por Google. Los datos solicitados no incluyen el contenido de mensajes o llamadas, sino las b√ļsquedas en Mapas a unas horas determinadas y la relaci√≥n de nombres, fecha de nacimiento y otros datos privados de sus usuarios. Los detalles de estas intrusiones en la privacidad no est√°n claros, pero parece que Google recibi√≥ orden judicial expresa de no informar a los usuarios.

En asociaciones como la ACLU y la EFF han examinado las solicitudes filtradas y critican su extension. En los casos de asalto sexual e incendio, ni siquiera se sabe si los autores llevaban teléfono móvil. Las investigaciones siguen su curso con interrogatorios a varias personas en estas zonas de Raleigh. [vía WRAL]