Un paseo por la nieve en el desierto del Sahara. Foto: Zinnedine Hashas

Normalmente es noticia hablar de todo tipo de desastres meteorológicos: incendios, sequías, frío extremo, huracanes... Por una vez, permíteme que de una noticia bonita. ¿Nieve en el Sahara? Sí por favor.

El pasado domingo ha nevado en uno de los lugares del mundo donde menos probabilidad hay de que ocurra eso. La ciudad de Ain Sefra, en el desierto del Sahara recibió unas pocas pulgadas de nieve que cayó como un manto sobre las dunas antes de fundirse alrededor de hora y media después. La cima de las montañas Atlas que rodean la ciudad como un anillo permanecieron nevadas un poco más según Zinnadine Hashas, el fotógrafo local que capturó estas hermosas fotos.

Advertisement

La ciudad no es precisamente un lugar propenso a nevadas. Está a mil metros sobre el nivel del mar, sí, pero la temperatura media en enero según el servicio meteorológico alemán es de 12,4 grados. Tampoco es que sea un imán para las precipitaciones. Ain Sefra tiene una media anual de 169mm de agua por metro cuadrado, muy por debajo de la marca que los meteorólogos establecen para calificar un lugar como desértico en función de sus precipitaciones.

Pese a todo esto, el servicio de medio ambiente de Argelia emitió una inusual alerta por nieve para este fin de semana en la zona oeste del país. La previsión era de 10 a 15 cm de nieve, y el domingo se hizo realidad.

Advertisement

Imagen de satélite que muestra nubosidad al este de Ain Sefra el día 7 de enero. Foto: NASA Worldview

Una corriente de aire frío en espiral proveniente del Mar Mediterráneo fue la responsable de traer la nieve a Ain Sefra. Ocurrió también el año pasado, pero antes de eso hay que remontarse a febrero de 1979 para ver una nevada similar.

Advertisement

Seguramente habrá alguien que use estas fotos como excusa para hacer chistes sobre el calentamiento global. La respuesta a esos comentarios es la misma: puede nevar en sitios muy extraños incluso en un mundo cada vez más caliente. Nuestro planeta ya va por el segundo récord consecutivo en altas temperaturas, y ello ya se ha cobrado los primeros desastres meteorológicos. Mejor deja ese debate para otro día y simplemente disfruta de estas bonitas e inusuales imágenes.

Advertisement

Advertisement

Advertisement