Gran noticia. Tras dos masivas manifestaciones en la capital h√ļngara, Budapest (en la imagen la del pasado martes), el gobierno del pa√≠s ha decidido retirar su pol√©mico plan de establecer un impuesto a los ciudadanos por el uso de Internet. El primer ministro Viktor Orb√°n acaba de anunciar que cancela el plan inicial. Una prueba de que manifestarse, protestar y salir a la calle contra las leyes absurdas, funciona.

El gobierno h√ļngaro pretend√≠a establecer un impuesto de 150 forintos (unos 49 c√©ntimos de euro/62 c√©ntimos d√≥lar) por cada gigabyte de tr√°fico de datos consumido por cada usuario. El impuesto lo pagar√≠an los proveedores de Internet que, a su vez, lo recaudar√≠an de los ciudadanos. Ser√≠a el primer pa√≠s en el mundo en imponer semejante medida.

Advertisement

El plan causó tal indignación que decenas de miles de ciudadanos salieron a la calle en protesta. Hoy el primer ministro ha desistido en su intento y cancelando el plan. La comisaria de Agenda Digital de la Unión Europea, Neelie Kroes, ha sido una de las primeras en aplaudir la decisión:

Puedes ver aqu√≠ y aqu√≠ im√°genes de las movilizaciones en Hungr√≠a que han forzado al gobierno a dar marcha atr√°s. Espa√Īa, es tu turno de tumbar la nueva y vergonzosa Ley de Propiedad Intelectual. [v√≠a Hungary Today]

Advertisement

Imagen de apertura: Attila Nagy

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)