Image: Wikimedia Commons

Ciudad del Cabo vive una grave crisis de agua tras una sequía de tres años en la región que causó que los niveles en sus presas proveedoras de agua cayeran peligrosamente a unos mínimos históricos. ¿Solución? De entre las propuestas e ideas, una destaca por encima del resto: arrastrar icebergs desde la Antártida.

La idea surgió de un grupo de expertos marinos capitaneados por Nick Sloane, un profesional de rescate que ayudó a arrastrar al crucero Costa Concordia fuera del Mediterráneo. El plan para resolver una de las peores sequías del planeta consiste en arrastrar enormes icebergs desde la Antártida hasta la punta de África. Casi nada. Según contó Sloane:

Queremos mostrar que si no hay otra fuente para resolver la crisis del agua, tenemos otra idea que nadie más ha pensado todavía.

Advertisement

Para ser más exactos, la propuesta pasa por envolver los icebergs en una tela especial para evitar que se derritan, y luego unirlos a enormes barcos que remolcarían el hielo por la corriente de Benguela, una corriente del océano Atlántico sur que fluye hacia el norte a lo largo de la costa oeste de África austral. 

Image: Pixabay

Una vez que los témpanos de hielo llegaran a Sudáfrica, los cortarían y los derretirían para convertirlos en agua potable para los locales. El plan podría cambiar el destino de Ciudad del Cabo si se convierte en realidad, aunque dadas las cantidades de dinero involucradas y la extrema locura de la idea, parece poco probable.

Advertisement

Si el plan del planeta ante cualquier sequía es acudir a la Antártida el remedio puede ser mayor que la enfermedad. En cualquier caso, Sloane dice que él es capaz de proporcionar 150 millones de litros de agua todos los días durante un año a partir de un solo iceberg. 

Eso sí, para ello el proyecto necesita 130 millones de dólares. Su equipo actualmente está buscando inversores públicos y privados para ayudar a financiarlo. [Inverse]