Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

He visto The New Mutants y es una despedida al universo de películas de los X-Men

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: 20th Century Studios / Disney.

The New Mutants es un extraño caso de una película que ha sido acompañada por la pregunta “¿qué pasaría?” desde el momento en que se anunció hace cinco años. ¿Qué pasaría si siguiera los pasos de Apocalypse y arrastrara a la franquicia cinematográfica de X-Men aún más al fondo? ¿Qué pasaría si de algún modo se las arreglara para ser buena? ¿Qué pasaría si The New Mutants realmente estuviera a la altura de su promesa de ser un nuevo tipo de adaptación de cómic?

Advertisement

Al igual que Dark Phoenix, la penúltima entrega en este universo interconectado de películas de los X-Men, The New Mutants es muchas cosas al mismo tiempo, pero afortunadamente no es “objetivamente mala”. En cambio, lo que el director y coguionista Josh Boone ha entregado es una versión de la visión original de Chris Claremont para los cómics de The New Mutants, filmada a través de la lente de una serie de diferentes películas de terror y películas de adolescentes que van desde Carrie hasta The Fault in Our Stars. Aunque The New Mutants está lejos de ser perfecta y puedes detectar fácilmente algunos problemas y abolladuras en la trama de la película, de algún modo consigue ser una historia sólida, y en cierto modo conmovedora, acerca de un grupo de jóvenes mutantes que se dan cuenta de que sus genes X cambiarán sus vidas para siempre.

Advertisement

Si bien hay algunos momentos a lo largo de The New Mutants que claramente están destinados a ser presentaciones rápidas al mundo de los X-Men para personas que pueden no estar familiarizadas, es el tipo de película cuya historia se vuelve más clara y fácil de seguir si la ves sabiendo al menos un poco sobre sus personajes. La película comienza con una introducción frenética y explosiva de Dani Moonstar (Blu Hunt), una chica de 16 años que se ve obligada a huir de su reserva en la oscuridad de la noche cuando un monstruo descomunal y de otro mundo, el Oso Demonio, comete una serie de asesinatos en su comunidad.

Ilustración para el artículo titulado
Imagen: 20th Century Studios / Disney.
Advertisement

Cuando Dani se despierta en un hospital extraño poco después del ataque, se alarma al saber de la Dra. Cecilia Reyes (Alice Braga) que ella es la única sobreviviente, algo que Reyes explica es el resultado de las florecientes habilidades mutantes de Dani. La naturaleza exacta de los poderes de Dani es uno de los misterios que la historia te invita a descubrir junto con ella, ya que ella es en gran medida la representante de la audiencia de la película, conociendo gradualmente a los otros pacientes que viven dentro de las instalaciones de Reyes. A diferencia de Dani, todos los demás pacientes saben exactamente cuáles son sus respectivos poderes y tienen conocimiento de primera mano de lo peligrosos que pueden ser si no se controlan.

Rahne Sinclair (Maisie Williams), una escocesa licántropo, y el minero adolescente nacido en Kentucky Sam Guthrie (Charlie Heaton) son chicos amables, pero atormentados, que en cierto nivel creen realmente que los tratamientos de Reyes son el camino para que puedan llevar una vida normal y saludable. Roberto da Costa (Henry Zaga) e Illyana Rasputin (Anya Taylor-Joy) adoptan instintivamente actitudes de “chico popular” para enmascarar sus respectivos traumas, pero debido a que estos cinco jóvenes mutantes son las únicas personas en el hospital además de Reyes, esto solo sirve para enfatizar cómo ninguno de ellos ha tenido realmente éxito en lidiar con lo que les preocupa.

Debido a que la película realmente solo se enfoca en seis personajes que nunca abandonan los terrenos del complejo en el que se encuentran, el film tiene un tipo de energía diferente a las otras películas de los X-Men del siglo XX. Después de que los personajes hacen sus primeras apariciones, The New Mutants usa la mayor parte de sus escenas para repartir detalles de los secretos y el dolor sobre los que los chicos no se sienten cómodos hablando durante sus sesiones de terapia grupal. A pesar de que comienzan a suceder cosas espeluznantes y extrañas en el hospital y ellos comienzan a tener pesadillas aterradoras, la historia tarda en adentrarse en el territorio del horror y, en cambio, pasa una buena cantidad de tiempo en una especie de mezcla de The Breakfast Club y un episodio de Degrassi.

Advertisement

Dani es cautelosa y, a menudo, se siente en contraste con las actuaciones de sus coprotagonistas como personas más grandilocuentes y enojadas que tienen una mejor idea de lo que está pasando. En varias escenas, Illyana acosa e intimida a Dani porque es la chica nueva y también porque es de ascendencia nativoamericana, algo de lo que Dani se queja con razón en una de las escenas más honestas de la película. Por feo que sea ver a un personaje como Magik hacer burlas racistas, The New Mutants es una película sobre adolescentes que tienen el hábito de ser particularmente feos, especialmente entre ellos, cuando no están supervisados.

Por más atractivos y llenos de acción que sean muchos de los momentos de Magik, la Wolfsbane de Maisie Williams es quien más destaca en The New Mutants, y junto con Dani, la pareja le da a la película un ancla emocional que realmente se siente como algo sacado de una serie de drama juvenil de esas que ves cuando no encuentras otra cosa en la televisión. Tanto el Sunspot de Henry Zaga como el Cannonball de Charlie Heaton tienen las características de ser personajes mucho más interesantes que en realidad encuentran cierto grado de consuelo emocional y apoyo el uno en el otro, pero la película solo roza ese potencial, dado que rápidamente comienza a tratar de asustar a ambos personajes y a la audiencia.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado
Imagen: 20th Century Studios / Disney.

Aunque la idea de The New Mutants de basarse en una especie de historia de casa embrujada sea un giro interesante, siempre se siente como si estuvieras viendo una película de terror en medio del día, incluso cuando las escenas tienen lugar de noche. Es difícil de explicar, pero es esa sensación de que el miedo que debería darte lo que está en pantalla ha sido mitigado porque es de día. Hay cosas en la película, como su guiño demoníaco a Buffy the Vampire Slayer y a películas como Carrie, que son francamente espeluznantes, sin duda, pero siempre que las cosas comienzan a ponerse inquietantes, es difícil no preguntarse por qué los chicos sencillamente no usan sus poderes peligrosos para defenderse. La trama establece una razón interna de por qué no lo hacen, pero no es lo suficientemente satisfactoria para evitar que la película se sienta como si no le faltara algo.

Advertisement

A medida que The New Mutants avanza hacia su batalla final, la cual es fantástica y que presenta un giro genial en la mitología de Magik, puedes ver que las piezas necesarias para dar vida a una película de los X–Men realmente buena están allí. Hay un momento en el que todos los mutantes se reúnen para hablar sobre los X-Men, estableciendo que estos héroes son celebridades de fama mundial, y la conversación termina con una nota que transmite cómo ninguno de los chicos está particularmente emocionado de unirse a Xavier y compañía. En ese momento, The New Mutants está tratando de decir que en realidad no es una película de X-Men, sino una película ambientada en el mundo lleno de potencial ilimitado que, al final, Fox realmente desperdició por razones que nadie entiende completamente.

Esta película, atrapada en un infierno de producción y otros factores como la adquisición de Fox por parte de Disney, llevaron a que su lanzamiento se retrasara tanto que terminó cayendo en medio de una pandemia global. Debido a que Disney, que ahora es el propietario de la película, no sintió la necesidad de proporcionar a la prensa ningún medio para verla de manera segura y en casa, personalmente no sentí la necesidad de verla porque no me parece una buena idea ir al cine actualmente. Si no fuera por el tipo a unas cuadras de mi casa que, a pesar de la pandemia, ha seguido vendiendo copias piratas de películas (grabadas en el cine), no la habría visto. Pero no te preocupes, también compré un boleto para compensar. Sin embargo, es una lástima que este sea el panorama en el que llegó The New Mutants, porque merecía algo mejor.

Advertisement

The New Mutants no es el punto más alto de la franquicia X–Men, ni tampoco su peor entrega, pero es una despedida a un universo cinematográfico de películas con una enorme importancia para este género y otros.

Share This Story

Get our newsletter