Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

HTC One M8, análisis: más potente, más elegante, mejor

El HTC One fue uno de nuestros smartphones Android favoritos del año pasado y uno de los mejor diseñados. Sin embargo, el diseño no se tradujo en ventas, primero por problemas de suministro con los componentes y luego por la feroz competencia. Un año después, HTC lo vuelve a intentar, ahora con el HTC One M8. Con el listón tan alto, ¿mejora el M8 a su predecesor? ¿Merece la pena comprarlo? En Gizmodo en Español lo hemos probado durante una semana. Ahí va nuestro análisis.

Advertisement

¿Qué es?

Se trata de uno de los móviles llamados a estar entre los más destacados del año. Por diseño, especificaciones y aceptación de marca, HTC tiene la oportunidad de enmendar los errores del año pasado y arrasar con el M8. Sobre el papel, lo tiene casi todo para conseguirlo: pantalla Full HD de 5 pulgadas super LCD 3, procesador Qualcomm Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2.3 GHz, 2GB de RAM y una doble cámara trasera de 4 megapíxeles y tecnología UltraPixel (mas sobre esto en breve).

El HTC One M8 viene con Android 4.4.2 personalizado con Sense 6.0, el software de la taiwanesa que esta vez es bastante más sencillo e intuitivo que la versión anterior. El móvil saldrá a la venta a mediados de abril en más de 100 países con un precio de 729 euros / 650 dólares ($200 o $250 con contrato en EE.UU., dependiendo del plan).

Advertisement

¿Por qué es importante?

Para HTC, más que importante es un asunto de vida o muerte. Financieramente la compañía está en apuros. El octubre pasado reportó las primeras pérdidas trimestrales de su historia y el anterior trimestre solo las evitó al incluir la venta de Beats. El éxito del HTC One M8 es clave para el futuro y supervivencia de HTC. Y para los consumidores, la verdad, sería una pena que una de las pocas compañías que innova en diseño desaparezca para siempre.

Advertisement

Diseño

Advertisement

Igual que el HTC One, el M8 es un smartphone que no te deja indiferente. El factor sorpresa al cogerlo es menor que antes, después de todo sigue la misma línea que su antecesor, pero ahora es mucho más redondeado y cómodo al tacto. Es casi igual de ancho que el One, pero más alto: 146 mm vs 137 mm. No se nota en exceso, sigue siendo manejable, digamos que está en la frontera.

Lo que sí se nota (y que para algunos podría ser un inconveniente) es el peso: 160 gramos, 17 más que el One, 15 más que el Galaxy S5 o 48 más que el iPhone 5s. No llega a ser molesto, pero sí es un punto en contra del nuevo diseño en el que el metal cubre el 90% del móvil. El aspecto del metal pulido es fantástico en los tres colores (gris, plata y dorado), pero el inconveniente es el peso extra.

Advertisement

El incremento del tamaño tiene ciertas ventajas. La principal es que HTC ha podido aumentar la resonancia de los dos altavoces frontales BoomSound, hasta incrementar la potencia un 25% respecto al HTC One. Imposible comprobar si el aumento es del 15% el 20% o el 25%, pero lo cierto es que el sonido es increíble para un smartphone y tal vez solo comparable al que consigue el Sony Xperia Z2. El resto de los smartphones se quedan muy lejos. Es el único smartphone que vas a poder utilizar para llevar por toda la casa o el coche escuchando música (o vídeos) en alto y con gran calidad.

Advertisement

HTC ha incluido otros cambios sutiles que se agradecen, como mover el botón de encendido a la parte superior derecha (en lugar de la izquierda); situar la entrada de auriculares en la parte inferior (y no la superior); o añadir en el lateral izquierdo ranura para microSD pese al cuerpo casi unibody en metal. Bien.

Un cambio que no se agradece tanto es haber subido los botones táctiles a la propia pantalla. Ahora son tres (atrás, inicio y multitarea), pero el resultado es que alrededor del logo queda una barra negra muerta que no sirve para nada.

Advertisement

El diseño metálico tiene otra ventaja: protege al móvil de caídas. Si lo rozas por accidente contra una pared, por ejemplo, quedará marcado para siempre pero, al menos, en caso de caída, es poco probable que la pantalla se rompa en mil pedazos. Para evitar arañazos y protegerlo, HTC se ha inventando una ingeniosa funda perforada que muestra información: notificaciones con emails recibidos, SMS, llamadas perdidas, la hora, el tiempo... todo sin levantar la tapa. Se llama Dot View y lo mejor es que también puedes aceptar llamadas, hablar y colgar, todo desde la propia funda.

Advertisement

Lo malo es que no viene incluida con el móvil, cuesta entre 29 y 39 euros, HTC aún no ha confirmado precio final (unos 50 dólares). No es excesivamente cara, pero añadida a los 729 euros / 650 dólares que cuesta el terminal, lo hace demasiado caro.

Pantalla

Salvo por el incremento de tamaño, HTC ha mantenido prácticamente invariable la pantalla respecto al HTC One. Tiene la misma resolución, 1920 x 1080 píxeles, aunque al ser de 5 pulgadas en lugar de 4,7 la densidad de píxeles disminuye ligeramente a los 440 píxeles por pulgada frente a los 468 del One. ¿Se nota?

Advertisement

No. La calidad de la imagen de este panel Super LCD 3 es igual de buena que antes y se sitúa en la zona media-alta de la tabla en la mayoría de benchmarks respecto a sus rivales directos. Destaca sobre todo en brillo, 490 nits en brillo máximo, solo por detrás del iPhone 5s o el Xperia Z1. Donde se queda atrás es en el brillo mínimo, demasiado brillante y molesto para leer en la oscuridad.

Advertisement

En cuanto al color, la pantalla del M8 muestra los colores algo más saturados que en el HTC One anterior o el iPhone 5s, aunque no tanto como lo que hemos podido ver hasta ahora del Galaxy S5 o el Xperia Z2. No es una saturación excesiva, hace el panel más vistoso y atractivo, pero no lo lleva al extremo. En definitiva, nada que objetar respecto a la pantalla, es sobresaliente. Lo único que echamos de menos es algo más de potencia de brillo para leer mejor en situaciones con luz directa del Sol.

Cámara

Llegamos a uno de los platos fuertes. HTC ha sorprendido con una jugada curiosa: ha mantenido la cámara trasera principal de 4 megapíxeles con tecnología UltraPixel pero ha añadido una cámara adicional justo encima. Se llama Duo Camera y en realidad no toma fotos sino que solo capta información de profundidad para permitir efectos adicionales de edición.

Advertisement

¿Funciona? Digamos que la calidad general de las fotos es buena, pero la utilidad de la Duo Camera y su efectividad está por debajo de las expectativas. La cámara principal del M8 casi no ha variado con respecto a la del One del año pasado. Sigue teniendo sensor de 4 megapíxeles de tamaño 1/3 pulgadas y apertura f/2.0, aunque HTC ha utilizado un nuevo sensor de otro proveedor que ofrece mejores resultados. Y sí, se nota: el rango dinámico es mejor y hay menos ruido en las fotos en situaciones de poca luz. Más adelante puedes ver una comparativa.

Donde esperábamos más es con la Duo Camera. Este sensor adicional capta información de profundidad de la imagen y la asocia a cada píxel. Es como si los píxeles supieran dónde se encuentran en la imagen respecto al resto. Esto permite, por ejemplo, retocar el enfoque de la imagen una vez tomada. Basta con dar a "editar" y seleccionar qué punto de la imagen queremos resaltar. El resto se difuminará. El resultado es más bien defectuoso.

Advertisement

Por ejemplo, esta es la foto original:

Advertisement

Si enfocamos sobre la fuente, se ve claramente cómo los bordes junto a los grifos no están bien recortados; el grifo de la izquierda aparece también algo difuminado (puedes hacer clic en "expandir" para verlo mejor):

Advertisement

Si enfocamos sobre la moto de la derecha, ocurre algo parecido: la fuente no aparece al completo difuminada, sino con una especie de recorte en la zona superior:

Advertisement

Si enfocamos sobre el fondo, en la caseta verde, el resultado mejora. El primer plano y plano medio están bien difuminados, pero toda la fila de coches de la izquierda aparecen nítidos, cuando lo que queremos es que solo aparezca nítida la caseta:

Advertisement

Ocurre con prácticamente cualquier foto sobre la que apliques el efecto de enfoque de la Duo Camera. El motivo es que agrupa los píxeles en "zonas" para que el teléfono pueda procesar los cambios rápidamente, pero al final el sistema no es 100% fiable.

Se pueden añadir otros efectos que sí funcionan bien porque requieren menos precisión, como este debajo de cambiar el fondo por una especie de filtro de dibujo:

Advertisement

O este otro efecto 3D: basta darle a un botón para que de repente la imagen adquiera un efecto de profundidad que se aprecia al mover el móvil:

Advertisement

Puedes añadir también pegatinas sobre las imágenes y colocarlas delante o detrás de los objetos. Es entretenido, pero no deja de ser una curiosidad de la que probablemente mucha gente se acabe olvidando.

Advertisement

El efecto de edición principal, el de desenfoque, es realmente interesante pero hasta ahora decepcionante. HTC ha asegurado que lo va a mejorar a medida que actualicen y refinen el software, aunque la solución no deja de ser algo contradictoria respecto a lo que se supone iba a hacer la Duo Camera: conseguir efectos fiables a través de hardware y no de software.

Aplicación de la cámara y fotos

La cámara del M8 vuela, con un autoenfoque de solo 0,3 segundos. Las fotos son mejores que las del anterior HTC One: el rango dinámico (aunque muy mejorable) es bueno, las imágenes son más nítidas y la saturación y balance de colores más acertada, en línea con sus principales rivales, aunque tal vez con demasiada saturación en escenas soleadas. Donde falla algo la calidad es en imágenes a máximo de zoom (con mucho ruido) o en escenas con muy poca luz.

Advertisement

A nivel de software, la app de la cámara viene con nuevos controles y menús. El principal lo puedes ver debajo. Desde ahí puedes controlar la ISO, la exposición, el modo (nocturno, HDR, panorama, paisaje, modo manual...) o incluir filtros directamente antes de hacer la foto.

Advertisement

En este otro menú, accesible desde el icono de la esquina inferior derecha de la cámara, podrás acceder al modo Zoe (para unir diferentes fotos de forma automática con música), a la cámara delantera o selfie (que también puedes activar directamente deslizando un dedo de arriba abajo en la pantalla), a panorámicas o a la cámara dual (hacer una foto capturando en una sola imagen lo que ve la cámara delantera y trasera).

Advertisement

¿Qué hay de las fotos? Ahí va una comparativa de imágenes entre el HTC One M8, el iPhone 5s y el Nokia Lumia 1020. Como se puede ver debajo, el rendimiento de la cámara en exteriores a plena luz del día es realmente bueno, al nivel del iPhone 5s aunque un peldaño por debajo del Lumia 1020, que sigue siendo de momento el mejor móvil fotográfico que hemos probado.

Las fotos del M8 podrían mejorar bastante en rango dinámico y balance de blancos, pero en general el resultado es sobresaliente. Sin embargo, en las imágenes con máximo zoom o en situaciones con muy poca luz se aprecian las limitaciones de la cámara.

Advertisement

HTC One M8:

Advertisement

iPhone 5s (captada en un instante algo diferente, justo cuando lucía el sol, no es comparable 100% al resto):

Advertisement

Nokia Lumia 1020:

Advertisement

HTC One M8:

Advertisement

iPhone 5s:

Advertisement

Nokia Lumia 1020:

Advertisement

HTC One M8 (máximo zoom):

Advertisement

iPhone 5s (máximo zoom):

Advertisement

Lumia 1020 (máximo zoom):

Advertisement

HTC One M8, se aprecia claramente un menor rango dinámico respecto al 5s y al Lumia 1020:

Advertisement

iPhone 5s:

Advertisement

Nokia Lumia 1020:

Advertisement

HTC One M8:

Advertisement

iPhone 5s:

Advertisement

Nokia Lumia 1020:

Advertisement

HTC One M8, otro claro ejemplo donde falla el rango dinámico:

Advertisement

iPhone 5s (captada en un instante de mayor luz):

Advertisement

Nokia Lumia 1020:

Advertisement

HTC One M8 (máximo zoom):

Advertisement

iPhone 5s (máximo zoom):

Advertisement

Nokia Lumia 1020 (máximo zoom):

Advertisement

HTC One M8:

Advertisement

iPhone 5s:

Advertisement

Nokia Lumia 1020:

Advertisement

HTC One M8:

Advertisement

iPhone 5s:

Advertisement

Nokia Lumia 1020:

Advertisement

En el frente de la cámara hay que destacar la frontal. De los 2 megapíxeles del HTC One pasamos a los 5 megapíxeles del M8, y se nota. Especialmente si eres un fan de los selfies o de las videollamadas por Skype o servicios similares desde el móvil.

Uno puede pensar que es extraño que la cámara frontal tenga 5 megapíxeles y la trasera, la principal, solo 4, pero no hay que confundirse. La trasera cuenta con la tecnología UltraPíxel, capaz de captar mayor luz gracias a sus píxeles de mayor tamaño, mientras que la frontal es un sensor normal de 5 MP.

Advertisement

Respecto al vídeo, la calidad es sólida en el modo 1080p a 30 fps, y aún mejor en el modo 1080p a 60 fps. Cuenta con la posibilidad de grabar vídeo en HDR, pero como ocurre con sus rivales, el resultado es pésimo. Eso sí, puedes grabar a cámara super-lenta (720p a 120 fps) con una calidad bastante decente.

Software

La novedad más destacada en este frente es Sense 6.0, la capa de HTC sobre el Android 4.4.2 con el que viene el teléfono. Los puristas de Android gritarán de nuevo por la (comprensible) obsesión de los fabricantes de añadir sus propias capas de software, pero lo cierto es que Sense 6.0 es una mejora importante sobre la versión anterior. El motivo: ya no molesta tanto.

Advertisement

Por encima de todo, Sense 6.0 es ahora más rápido, simple y elegante. La rapidez se nota sobre todo al utilizar BlinkFeed, el agregador de noticias de HTC. Antes era lento y molesto, ahora se actualiza al instante. Muchos preferirán desactivarlo y seguir con apps como Flipboard, pero al menos ahora utilizar BlinkFeed no es frustrante.

Advertisement

Destacan también los nuevos gestos de acceso a la pantalla con el móvil apagado. Deslizando el dedo de izquierda a derecha aparece la página principal con todas las apps; un gesto de abajo a arriba te lleva a la última aplicación que tenías abierta; y al ponerlo en modo apaisado y pulsar el botón de volumen, la cámara se inicia automáticamente en apenas un segundo.

Entre las apps incluidas, la más interesante es la de Fitbit: sin necesidad de llevar la pulsera, podrás medir con los sensores del móvil datos básicos de pasos dados cada día, distancia recorrida o calorías quemadas. Nada que no puedas hacer con otras apps como Moves, pero genial que venga de serie.

Advertisement

La otra novedad es Zoe, que ahora se convierte en una especia de red social de fotografía bastante parecida a Instagram. Puedes seguir a amigos, te pueden seguir, hay filtros etc. El sentido es crear vídeos animados con música no solo con tus propias imágenes, sino también incluyendo las imágenes de tus amigos. Está bien intentarlo, pero es muy probable que la idea acabe olvidada igual que todos olvidamos intentos similares como la ya difunta red social Ping de Apple.

Rendimiento

El M8 es rápido, muy rápido. Estando completamente apagado se enciende en solo 10 segundos. El iPhone 5s es uno de los móviles con mejor potencia ahora mismo y el M8 no se queda muy atrás. En un benchmark de rapidez de ejecución del navegador (debajo, a menor barra y valor, mejor rendimiento), vemos que el M8 queda por delante del Nexus 5, el Xperia Z1 o el LG G2, y no muy lejos del Note 3, el Lumia 1520 (ambos con procesador mucho más potente), o del iPhone 5s.

Advertisement

Fuente: PhoneArena

Sobre la batería, es un punto a mejorar. HTC asegura que el teléfono puede llegar a dos días completos de uso en una sola carga, pero en nuestra experiencia llega justo a un día completo. Es cierto que lo hemos estado utilizando a pleno rendimiento, para navegación, llamadas, vídeo, probar constantemente la cámara... pero si a eso añades algunos usos más (utilizar mapas en modo navegación para conducir o algún servicio de streaming de música) llegarán las 20:00 o las 21:00 horas de la noche del mismo día y tendrás que enchufarlo.

Advertisement

Una opción es utilizar el modo de ahorro extremo de energía (extreme power sabving mode, en los ajustes o en el centro de notificaciones), pero no siempre es cómodo tener que andar cambiando de un modo a otro. Para situaciones de emergencia, no está mal.

Nos gusta

  • Diseño: espectacular, sigue siendo el móvil Android con diseño más cuidado y elegante del mercado.
  • Cámara principal: la calidad ha mejorado respecto al HTC One y está al nivel de sus rivales directos.
  • Funda Dot View: por fin una funda que, además de proteger el móvil, sirve para algo.
  • MicroSD: no siempre la vemos en móviles de metal de cuerpo unibody, así que es más que bienvenida.
Advertisement

No nos gusta

  • Duo Camera: la gran novedad del M8, el segundo sensor trasero, de momento falla más que una escopeta de feria.
  • Peso: es difícil acostumbrarse, sobre todo si vienes de móviles bastante más ligeros.
  • Precio: 729 euros + otros 30-35 por la funda Dot View. Demasiado caro.

¿Merece la pena comprarlo?

Advertisement

La respuesta general, a primeras, es sí. El HTC One M8 es sin duda uno de los mejores smartphones Android del año. Dicho eso, no será un teléfono para todos. Primero, por el precio. 729 euros (625 dólares libre en EE.UU., sorprende la estrategia de precios) lo convierte en el más caro de sus rivales. Si quieres comprarlo, lo mejor es esperar unos meses porque casi seguro bajará de precio al rango de 600-650 euros.

Si ya tienes un HTC One, probablemente cambiarse ahora no merezca la pena, pero tal vez sí dentro de unos meses si estás dispuesto a gastarte el dinero o encuentras un buen precio con contrato. Las mejoras en diseño, cámara y rapidez lo justifican.

Advertisement

Si estás buscando pasarte a un nuevo móvil Android de alta gama, el HTC One M8 es una de las opciones que tendrás que mirar en detalle.

Especificaciones

  • Sistema operativo: Android 4.4 (KitKat) con HTC Sense 6.0
  • CPU: procesador Qualcomm Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2.3 GHz
  • Pantalla: 5 pulgadas, 1920 x 1080 Super LCD 3 (441 ppp)
  • RAM: 2GB
  • Almacenamiento: 16 o 32GB (este no disponible en todos los países) + Micro SD hasta 64GB
  • Cámara: 4 MP UltraPixel con Duo Camera / 5 MP la frontal
  • Batería: 2600 mAh
  • Tamaño: 146,4 x 70,6 x 9,4 mm
  • Peso: 160 gramos
  • Precio: 729 euros / $650 libre (funda Dot View no incluida, por 30-35 euros - 50 dólares)
Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story