Mientras el nuevo iPhone 5S reinventa el clĂĄsico lector de huellas dactilares, una compañía llamada Bionym nos propone una alternativa bastante mĂĄs futurista: una pulsera capaz de convertir los latidos de nuestro corazĂłn en una contraseña Ășnica para todos nuestros dispositivos.

El dispositivo se llama Nymi, y tiene el aspecto de una pulsera cuantificadora como la Nike Fuelband o la Jawbone Up, pero lo que hace es registrar el ritmo caracterĂ­stico de nuestro corazĂłn (que, al parecer, es distinto para cada persona) y convertirlo en una contraseña Ășnica capaz de desbloquear un smartphone, un tablet, el laptop o incluso un automĂłvil.

El dispositivo comienza analizando nuestra frecuencia cardĂ­aca y despuĂ©s genera una clave Ășnica que se envĂ­a de manera segura mediante bluetooth a cualquier dispositivo compatible. La pulsera funciona por proximidad, pero un sensor de movimiento interno permitirĂ­a ademĂĄs el uso de gestos para algunas funciones especĂ­ficas.

Advertisement

El CEO de Bionym, Karl Martin, asegura que la tecnologĂ­a no es tampoco nueva, pero su aplicaciĂłn abre las puertas a una forma de seguridad muy cĂłmoda y conveniente ya que siempre la llevamos con nosotros (la pulsera no funciona a menos que su propietario la lleve puesta).

Martin comenta que el reto que tienen por delante en Bionym es lograr acumular una masa crĂ­tica de desarrolladores que generen aplicaciones para Nymi. El dispositivo ya estĂĄ en producciĂłn y se puede reservar en su web oficial a un precio de 79 dĂłlares. [Nymi vĂ­a FastCodeDesign]