Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
El buque oceanográfico R/V Investigator
El buque oceanográfico R/V Investigator
Foto: Kendall Sherrin (CSIRO, AU)

Es difícil encontrar un lugar en la Tierra que no haya sido tocado por la mano del hombre. Vamos, que hay bolsas de plástico hasta en la fosa de las Marianas, a 10.898 metros de profundidad. Pero ¿qué pasa con el aire? ¿Existe aún algún trozo de cielo que no esté contaminado por la actividad humana? Resulta que sí.

Advertisement

Una expedición de científicos ha localizado sobre el océano Antártico el aire más limpio del mundo, libre de esas partículas suspendidas llamadas “aerosoles” que viajan desde otras partes del mundo o son producidas in situ por actividades antropogénicas como la quema de combustibles fósiles, la siembra de ciertos cultivos, la producción de fertilizantes y la eliminación de aguas residuales.

En un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, la científica atmosférica Sonia Kreidenweis y su equipo confirmaron que el aire de la capa límite que alimenta las nubes más bajas sobre el océano Antártico es completamente prístino. Los investigadores tomaron muestras del aire a bordo del buque oceanográfico R/V Investigaron, que viajó hasta el borde del hielo antártico desde la isla de Tasmania. Luego, examinaron la composición de los microorganismos de ese trocito de atmósfera para conocer su origen.

Advertisement

“Usamos las bacterias que hay en el aire sobre el océano Antártico como una herramienta de diagnóstico para inferir las propiedades clave de la atmósfera inferior”, dice en un comunicado el coautor del estudio Thomas Hill. “La Antártida parece estar aislada de la dispersión de microorganismos hacia el sur y de la deposición de nutrientes de los continentes meridionales”.

En otras palabras, el océano que rodea la Antártida es uno de los pocos lugares en la Tierra que se han visto mínimamente afectados por los contaminantes ambientales del aire. Los aerosoles causados por el hombre no llegan tan al sur.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our newsletter