Imagen: Public Domain (Phys.org)

Un grupo de científicos ha ideado una manera de enviar mensajes de forma secreta mediante un láser dirigido directamente al oído de una persona.

A casi todo el mundo le encanta hablar y, por lo general, nadie quiere que haya alguien escuchando sus conversaciones. Esta nueva investigaci√≥n podr√≠a tener varias aplicaciones militares, pero ¬Ņqui√©n sabe con qu√© m√°s se podr√≠a usar?

‚ÄúLa capacidad para comunicarse con un sujeto concreto en un lugar donde no existe ning√ļn equipo de comunicaci√≥n, abre muchas posibilidades interesantes‚ÄĚ, escriben los autores en el art√≠culo que acaban de publicar en la revista Optics Letters.

¬ŅC√≥mo funcionar√≠a un dispositivo as√≠? Podr√≠a ayudarnos a comprender qu√© es realmente el sonido: pulsos o vibraciones que viajan a trav√©s de las mol√©culas de aire hacia nuestros t√≠mpanos, que comienzan a vibrar, convirti√©ndose en la entrada anal√≥gica que nuestros cerebros despu√©s interpretan como sonidos espec√≠ficos.

Advertisement

El dispositivo genera sonidos en el aire mediante un proceso llamado efecto fotoac√ļstico. Los investigadores sintonizan la luz del l√°ser a una longitud de onda espec√≠fica que saben que har√° que las mol√©culas de agua en el aire vibren pero que no causen da√Īo a nuestros ojos.

Pero el l√°ser solo hace vibrar las mol√©culas, por lo que los investigadores necesitaban introducir otro elemento capaz de transmitir un sonido concreto a las mol√©culas de agua que hay en el aire. En √©ste y otros experimentos anteriores, utilizaron un instrumento llamado ‚Äúmodulador ac√ļstico-√≥ptico‚ÄĚ para cambiar la fuerza del pulso del l√°ser y, a su vez, el comportamiento de las mol√©culas de agua. Pero los investigadores tambi√©n desarrollaron un nuevo m√©todo, en el que el l√°ser pasa primero por un espejo que gira a gran velocidad y que esencialmente se encarga de extender el rayo l√°ser. Modificar esa extensi√≥n produce frecuencias diferentes.

Advertisement

Imagen: Jinyang Liang and Lihong V. Wang

Este nuevo m√©todo produce sonidos m√°s fuertes, seg√ļn publican en el paper. Los sonidos se transmit√≠an a 60 decibelios, m√°s o menos el equivalente a escuchar m√ļsica de fondo.

Advertisement

El l√≠der de la investigaci√≥n, Charles Wynn, del MIT Lincoln Laboratory, le dijo a Gizmodo: ‚ÄúQuiz√°s lo m√°s divertido fue escuchar el sistema din√°mico fotoac√ļstico. Tuvimos que colocar nuestros o√≠dos en el lugar correcto (con una precisi√≥n de cent√≠metros) para escuchar el audio, de lo contrario era imposible escuchar nada. Era un efecto un tanto extra√Īo pero satisfactorio‚ÄĚ.

‚ÄúAl principio, transmit√≠amos tonos √ļnicos y barridos de frecuencia utilizando las t√©cnicas tradicionales y din√°micas de comunicaci√≥n fotoac√ļstica‚ÄĚ, dijo Wynn. ‚ÄúM√°s tarde, transmitimos formas de onda m√°s avanzadas, como palabras habladas y m√ļsica, utilizando la configuraci√≥n tradicional fotoac√ļstica. Dentro de un tiempo, esperamos poder dise√Īar un sistema din√°mico de comunicaciones fotoac√ļsticas con el ancho de banda necesario para codificar y transmitir mensajes de audio m√°s detallados‚ÄĚ.

Advertisement

Este trabajo fue solo una prueba de concepto; el sonido solo pod√≠a transmitirse a los receptores que se encontrasen a una corta distancia (2,5 metros) seg√ļn publicaron en el paper. Pero los investigadores est√°n trabajando para conseguir transmitirlo a distancias m√°s largas.

Existen muchos escenarios en los que parece √ļtil enviar un mensaje secreto mediante un l√°ser. En mis sue√Īos, reemplazar√°n las emisoras de n√ļmeros, que siempre consiguen sacarme de mis casillas¬†