GIF: MIT CSAIL (YouTube)

Tomando como inspiración criaturas como los camaleones, que son maestros del camuflaje, los investigadores del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL, por sus siglas en inglés) del MIT han desarrollado una nueva tinta en aerosol que puede cambiar continuamente de colores, diseños y patrones al aplicar luces de diferentes longitudes de onda.

Este sistema, que los investigadores han bautizado PhotoChromeleon, utiliza una serie de tintes fotocrómicos (tienen un funcionamiento similar al de los vidrios que se oscurecen automáticamente cuando hay luz solar) que se pueden aplicar a casi cualquier objeto por medio de pinceles o aerosoles. La tinta se creó mezclando tintes fotocrómicos cian, magenta y amarillo para crear una única mezcla que funciona como una pintura, pero que es invisible a no ser que se ilumine con una serie de luces específicas.

Cada uno de los tintes reacciona a luces de diferentes longitudes de onda, por lo que al usar tres fuentes de luz diferentes, los investigadores podían activar o desactivar de forma selectiva los tres colores de tinta diferenciados para conseguir unos tonos específicos, patrones complejos e incluso imágenes de alta resolución. Una vez que un objeto, como un zapato o una funda de smartphone, ha sido recubierto con tinta, se coloca en una caja con un proyector y una luz UV. El proyector proyecta imágenes y patrones predeterminados sobre el objeto en diferentes longitudes de onda para activar los colores de la tinta, mientras que la luz UV restablece la tinta, borrando todos los colores y diseños. Dependiendo del tamaño, la forma del objeto, y la complejidad del diseño a reproducir, el proceso de activación puede llevar entre 10 y 40 minutos.

Advertisement

Los investigadores de CSAIL todavía están buscando recrear tintes fotocrómicos que coincidan con todos los colores utilizados en los procesos de impresión modernos. No falta mucho, pero todavía queda para que podamos imprimir algo como una foto en un zapato sin que se vean extraños los colores. Los investigadores están tratando colaborar con científicos expertos en materiales para ayudar a mejorar el espectro de color de sus tintes, lo que abriría el producto a innumerables aplicaciones, desde camuflaje para vehículos militares que podría mimetizarse con el entorno, hasta ropa personalizable, incluso podrías cambiar el color de tu automóvil cuando te aburras de tu tono actual.