Foto: AP Images.

Florida tiene un problema de iguanas. Dos especies han estado invadiendo el estado desde la década de 1960, lo que ha traído problemas ambientales y de infraestructura en algunas regiones. Científico han encontrado una forma “humana” de deshacerse de las iguanas: golpeando sus cabezas contra una pared.

Advertisement

Un grupo de investigadores de la Universidad de Florida buscaron cuál sería la forma menos cruel de comenzar a reducir la población de iguanas en el estado, un proyecto apoyado por la Comisión de conservación de pesca y vida silvestre de Florida (FWC, según sus siglas en inglés). Aunque pueda sonar algo macabro, han encontrado que la forma más efectiva y menos dolorosa para matar la iguana es electrocutarla y golpear su cabeza contra un objeto muy duro.

“Lo que hacemos es ocasionar un trauma al golpear sus cabezas contra un objeto muy duro”, comentó Jenny Ketterlin al Florida Sun Sentinel, bióloga de la Universidad de Florida. Al electrocutar al reptil básicamente le están aplicando un tipo de anestesia para evitar que las iguanas sientan dolor. Después, golpean sus cabezas con fuerza contra un objeto sólido y muy resistente, como una pared.

Hasta ahora los investigadores han matado a 249 iguanas en el estado, atrapándolas en las noches cuando están inactivas y matándolas en el acto para evitar ocasionarles mucho estrés. La sobrepoblación de iguanas en Florida supone un riesgo de salmonella (debido a las heces que dejan en los jardines y piscinas) e incluso pueden ocasionar problemas en las carreteras ocasionando erosión al cavar sus túneles.[vía Florida Sun Sentinel / Quartz]