Imagen: JAXA

Cuando hablamos del espacio, todo está hecho a lo grande. Consideremos el cohete Saturno V, la Estación Espacial Internacional o el Telescopio Hubble, por ejemplo. No obstante, la agencia espacial japonesa, mejor conocida como JAXA, acaba de demostrar que el tamaño no lo es todo.

Advertisement

Este fin de semana JAXA hizo historia con el lanzamiento de un satélite en un cohete SS-520 modificado, el más pequeño jamás construido para llevar un satélite al espacio. Según JAXA, el cohete era aproximadamente el tamaño de un poste, midiendo 10 metros en longitud y 50 cm en diámetro. El satélite, TRICOM-1R, que llevaba tampoco era de gran tamaño, pesando 3 kilogramos y con una longitud de 34.5 cm. Fue desarrollado por la Universidad de Tokio para hacer imágenes de la superficie de la Tierra.

El lanzamiento es parte de una iniciativa de JAXA cuyo objetivo es crear cohetes más pequeños y baratos que puedan llegar al espacio. Hay cada vez más demanda para microsatélites como el que lanzó la agencia. JAXA construyó el cohete con componentes que se pueden encontrar en tiendas de electrónica doméstica y teléfonos móviles.

No es la primera vez que la agencia espacial japonesa intenta lanzar un cohete pequeño al espacio. JAXA intentó hacer lo mismo en enero del año pasado, pero tuvo que poner fin a la operación poco después del despegue por problemas con el cohete. Una investigación posterior encontró que las vibraciones durante el lanzamiento habían producido un cortocircuito, lo cual condujo a que el receptor de datos perdiera energía.

Advertisement

La agencia japonesa no es la única interesada en cohetes pequeños. Hay varias empresas de la industria espacial que están trabajando en ello. La empresa Rocket Lab lanzó un cohete pequeño con éxito el mes pasado que llevó a cuatro satélites al espacio, incluido la polémica bola espejos llamado Estrella de la Humanidad.

Aunque es poco probable que los cohetes grandes dejen de ser el principal modo de transporte espacial, este acontecimiento hace que el espacio sea más asequible para empresas que no tienen nombres como SpaceX.

Advertisement

[Japan Today]