Siempre se ha dicho que dos personas que conviven en pareja acaban pareciéndose entre sí. Se mimetizan a través de la forma de hablar, de los gestos, de la ropa... Pero el parecido puede ir mucho más allá. Por increíble que parezca, la convivencia te hace similar a tu pareja incluso a nivel celular.

Advertisement

Los cient√≠ficos est√°n empezando a entender la elasticidad del sistema inmunitario. La mayor√≠a de los sistemas de tu organismo se parecen a los de otras personas, excepto el encargado de protegerte de las enfermedades. El subconjunto celular de tu sistema inmunol√≥gico es ‚Äúaltamente el√°stico‚ÄĚ y var√≠a a lo largo de tu vida por m√ļltiples factores: la dieta, el estilo de vida, el medio ambiente y, por supuesto, todas las infecciones que te has ido contagiando.

As√≠ que el sistema inmunitario constituye un registro √ļnico sobre tu vida, en el que s√≥lo el 25% de las variaciones vienen determinadas por la gen√©tica. Lo sorprendente es que, seg√ļn un estudio publicado en Nature, la mayor influencia en la variaci√≥n inmunol√≥gica es la cohabitaci√≥n. Investigadores de la Universidad Cat√≥lica de Lovaina han descubierto que las c√©lulas del sistema inmune de dos personas que conviven (s√≥lo estudiaron matrimonios) var√≠an un 50% menos que las de otros dos individuos cualquiera.

El estudio de las variaciones se llevó a cabo a lo largo de seis meses con las muestras de sangre de 670 personas, de las cuales 70 estaban casadas. Los resultados prueban que las condiciones ambientales locales son un factor clave en la configuración del sistema inmunitario y que, al contrario de lo que se creía, no hay mucha diferencia en este sentido entre hombres y mujeres.

Advertisement

Todavía no entendemos muy bien cómo los factores ambientales cambian el conjunto de células del sistema inmunitario. Estas investigaciones son importantes para la medicina porque los científicos se están dando de que esas diferencias entre personas nos pueden hacer más o menos susceptibles a enfermedades como la diabetes o la demencia. [Nature vía Quartz]

Imagen: Viacheslav Nikolaenko / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)