GIF: NASA/Goddard/SDO

El Sol estuvo muy activo ayer. A las 5:10 de la madrugada (hora de la costa este de Estados Unidos), el telescopio espacial Solar Dynamics Observatory registr√≥ una primera fulguraci√≥n solar de intensidad X2,2 que quedar√≠a empeque√Īecida a las 8:02 por una segunda erupci√≥n de intensidad X9,3.

Seg√ļn la NASA, este segundo evento fue la mayor fulguraci√≥n solar en 12 a√Īos de observaci√≥n constante del Sol. Las fulguraciones son explosiones de radiaci√≥n que se clasifican como A, B, C, M o X dependiendo del flujo de rayos X. Las de tipo X son las m√°s potentes y tienen su propia escala lineal de 1 a 9: una X2 es dos veces m√°s intensa que una X1, y as√≠ sucesivamente.

Advertisement

Ambas erupciones salieron de una región denominada AR 2673 que ya había producido una fulguración de nivel medio el 4 de septiembre de 2017. La erupción X9,3 ha sido la más potente del actual ciclo solar, que comenzó en diciembre de 2008 y ahora se encamina hacia el mínimo solar. En esta fase las fulguraciones son cada vez menos frecuentes, pero pueden ser intensas.

La intensa radiaci√≥n ultravioleta de la explosi√≥n ioniz√≥ las capas altas de la atm√≥sfera de la Tierra produciendo apagones en las se√Īales de radio HF y degradando durante aproximadamente una hora las comunicaciones GPS. La llamarada tambi√©n lanz√≥ materia de la corona solar al espacio, por lo que podr√≠a producir tormentas solares como las que precisamente est√°n ocurriendo estos d√≠as tras la eyecci√≥n del 4 de septiembre. [NASA]