Ganímedes no sólo es la luna (o satélite natural) de Júpiter de mayor tamaño, también es la más grande de todo el Sistema solar. Ahora la NASA ha podido comprobar una teoría que manejaba desde la década de 1970 sobre Ganímedes: esconde un enorme océano bajo su superficie.

Este descubrimiento llega gracias a la evidencia que obtuvo el telescopio espacial Hubble, el cual estuvo estudiando la aurora que se ubica en la atmósfera de este satélite natural, y gracias a su análisis han podido comprobar no solo que Ganímedes tiene un océano bajo su superficie, sino que este es salado.

Advertisement

Que una luna o planeta tenga auroras en su atmósfera no quiere decir que en este haya agua, sin embargo, dependiendo del comportamiento de la aurora se puede sacar esta conclusión. En el caso de Ganímedes, la luna descubierta por Galileo Galilei a inicios del siglo XVII, el comportamiento de su aurora permitió a los científicos de la NASA y la ESA confirmar que sí, bajo su superficie a unos 160 kilómetros de profundidad, se ubica un océano masivo y salado.

Tanto Europa como Ganímedes son dos lunas de Júpiter que poseen agua en su interior. En el caso de la segunda, es interesante mencionar que su atmósfera es rica en oxígeno, por lo que podría ser otro lugar interesante para buscar vida, aunque será bastante difícil taladrar 160 kilómetros de tierra y hielo hasta llegar al agua. De cualquier forma, como decían en 2001: A Space Odyssey, sigue siendo una mejor opción que Europa, a la que HAL nos recomienda nunca ir. [vía NASA]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)