El submarino San Juan. AP

Tal y como recoge el diario Clarín, la detección de una nueva señal podría acabar definitivamente con la búsqueda del submarino desaparecido. La Marina de Estados Unidos habría detectado una “mancha calórica” a 70 metros de profundidad en el Atlántico Sur.

Al parecer, la primera pista surgió a última hora de ayer martes. A través de dos fuentes diferentes, el diario argentino revelaba la detección de una señal, motivo que ha movilizado hasta la zona a una flota de aviones y buques para determinar si finalmente se trata del submarino San Juan.

La “mancha calórica” detectada por uno de los aviones estadounidenses se correspondería a un objeto metálico y estaría ubicada a unos 300 kilómetros de la costa de Puerto Madryn.

Horas después, un audio se hacía viral en las redes sociales. Supuestamente (no hay confirmación oficial) se trataría de una alerta emitida por uno de los navíos en la operación de búsqueda sobre la posible presencia de un submarino a media agua tras la detección de una señal infrasonora.

Sea como fuere, si finalmente se verifica la señal y se comprueba que se trata del submarino, comenzaría al instante las labores de rescate para intentar salvar a los 44 tripulantes del submarino. Una carrera contrarreloj, ya que nadie sabe con seguridad en estos momentos con cuánto oxígeno cuentan a bordo. [Clarín]