Montículos de termitas que permanecían ocultos bajo la densa vegetación de la caatinga. Los campos que se muestran aquí son visibles porque la tierra fue despejada para el pastoreo.
Photo: Roy Funch

Los cient√≠ficos han descubierto una inmensa agrupaci√≥n de mont√≠culos creados por termitas al noreste de Brasil. Oculta entre los √°rboles, la enorme estructura ha tardado 4000 a√Īos en ser detectada, aunque ocupe un √°rea similar a Gran Breta√Īa.

Seg√ļn un art√≠culo publicado hoy en Current Biology, hay m√°s de 200 millones de mont√≠culos espaciados regularmente. Miden alrededor de 2,5 metros de alto por 9 de ancho, y cubren un total de 230.000 kil√≥metros cuadrados de bosque seco en una regi√≥n relativamente tranquila. Han sido construido a lo largo de miles de a√Īos por un n√ļmero incalculable de termitas que pertenecen a la misma especie, Syntermes dirus.

Los montículos son visibles desde el espacio en las zonas que han sido despejadas
Image: S. J. Martin et al., 2018/Current Biology

Los soldados de esta especie son de los más grandes del mundo y suelen aprovecharse como alimento por las tribus locales del Amazonas. Estas termitas viven bajo tierra y se alimentan de las hojas muertas del suelo durante la noche. Como la mayoría de las termitas, son ciegas, pero sus soldados son muy agresivos y pueden hacerte sangrar si te pican.

Como revela la nueva investigaci√≥n, estas termitas tambi√©n son excepcionalmente buenas para construir colonias. Sin embargo, Stephen Martin, autor principal del estudio y entom√≥logo de la Universidad de Salford, explic√≥ que los mont√≠culos no son sus nidos, sino el resultado de las excavaciones realizadas por las termitas mientras constru√≠an una vasta red de t√ļneles interconectados.

Advertisement

En otras palabras, son pilas de residuos industriales.

‚ÄúEstos t√ļneles han sido construidos de manera que se puedan abrir ramificaciones de tubos verticales muy peque√Īos y temporales por los que alcanzar el suelo del bosque, lo que permite a las termitas alimentarse cerca de un tubo temporal, ya que muchos depredadores, es decir, las hormigas, acechan en el suelo del bosque‚ÄĚ, explic√≥ Martin a Gizmodo.

Estas termitas se alimentan exclusivamente de las hojas muertas que caen de la caatinga, una vegetaci√≥n seca y espinosa. Las hojas de la caatinga caen solo una vez al a√Īo, por lo que las termitas dependen de estos t√ļneles para acceder r√°pidamente a grandes √°reas del suelo del bosque para recolectar sus alimentos.

Advertisement

‚ÄúImagina que todos los supermercados estuvieran abiertos un solo d√≠a al a√Īo: la gente que pueda desplazarse largas distancia r√°pidamente obtendr√° la mayor cantidad de alimentos y una mejor oportunidad de sobrevivir‚ÄĚ, explic√≥ Martin.

Algunos montículos son asombrosamente grandes
Photo: Roy Funch

Este comportamiento de excavaci√≥n y construcci√≥n de t√ļneles se ha repetido durante miles de a√Īos en el bosque, dando como resultado la formaci√≥n de 200 millones de mont√≠culos c√≥nicos. Los investigadores estiman que las termitas han procesado aproximadamente 10 kil√≥metros c√ļbicos de suelo durante este tiempo, un volumen similar a 4000 Grandes Pir√°mides de Giza. Es la estructura m√°s grande jam√°s construida por una sola especie de insecto.

Advertisement

Es difícil creer que algo tan grande no fuera detectado en tanto tiempo, pero la geografía local jugó un papel importante.

‚ÄúPara las personas que viven entre ellos, los mont√≠culos son solo parte del paisaje, por lo que no son algo inusual‚ÄĚ, explic√≥ Martin a Gizmodo. Los mont√≠culos est√°n ‚Äúen √°reas que no son f√°ciles de alcanzar para los investigadores‚ÄĚ, dijo, y la regi√≥n es ‚Äúmuy caliente, seca y [econ√≥micamente] pobre‚ÄĚ. El ‚Äúbosque es muy espinoso, y la escala de los mont√≠culos es tan grande que es casi imposible imaginar que han sido construidos por un animal‚ÄĚ, la gente piensa que ‚Äúsolo son restos del pasado‚ÄĚ, dijo Martin.

Los mont√≠culos llamaron la atenci√≥n de los cient√≠ficos despu√©s de que algunas de estas tierras fueran despejadas recientemente para pastoreo. Usando Google Earth, los investigadores pudieron identificar estas estructuras como mont√≠culos de termitas, pero el tama√Īo de la superestructura era desconocido hasta ahora. Martin y sus colegas visitaron el √°rea para ver los mont√≠culos en persona, y entonces su extensi√≥n se hizo evidente.

Advertisement

El an√°lisis de las muestras de suelo tomadas de 11 de estos mont√≠culos sugiere fueron creados entre 690 y 3820 a√Īos atr√°s. Tambi√©n se encontraron mont√≠culos de termitas en √Āfrica con la misma edad.

Una caracter√≠stica sorprendente de la estructura, aparte de su tama√Īo, es el espacio regular entre los mont√≠culos. Se pensaba que este ‚Äúpatr√≥n espacial sobredispersado de mont√≠culo‚ÄĚ, en palabras de los investigadores, era el resultado de un conflicto entre termitas competidoras.

‚ÄúLa idea es que si cada mont√≠culo es ocupado por una colonia y las colonias son agresivas con sus vecinas, los mont√≠culos se dispersar√°n sobre el paisaje en un patr√≥n regular‚ÄĚ, explic√≥ Martin. ‚ÄúSin embargo, debido a la alta densidad de mont√≠culos y la peque√Īa cantidad de hojas ca√≠das como alimento, era muy poco probable que una colonia distinta viviera debajo de cada mont√≠culo‚ÄĚ.

Advertisement

Adem√°s, las pruebas de comportamiento con Syntermes dirus revelaron muy poca agresi√≥n a nivel del mont√≠culo, por lo que que los investigadores no tienen ninguna raz√≥n para creer que los patrones espaciales derivaron de la competencia. En lugar de ser el resultado de interacciones agresivas, los mont√≠culos ‚Äúsurgieron a trav√©s de procesos autoorganizativos facilitados por la mayor conectividad de la red de t√ļneles, que es impulsada por la ca√≠da de hojas epis√≥dica en la caatinga‚ÄĚ, escriben los investigadores del estudio. A lo que agregan: ‚ÄúEsta vasta red de t√ļneles permanentes permite un acceso seguro a un suministro de alimentos espor√°dico, similar a lo que ocurre con las ratas topo desnudas Heterocephalus, que tambi√©n viven en regiones √°ridas y construyen redes de madrigueras muy extensas para obtener alimentos‚ÄĚ.

Photo: Roy Funch

Martin dijo que todavía hay mucho que aprender sobre estas termitas y sus pilas de desechos. Por ejemplo, el nido real donde viven el rey y la reina, llamado cámara real, no ha sido hallado. Además, los investigadores no están seguros de cuán grande puede llegar a ser cada colonia, o de cómo las termitas pueden sobrevivir durante meses sin acceso a los alimentos.

Advertisement

‚ÄúEsperamos que, al llamar la atenci√≥n de la comunidad cient√≠fica sobre esta incre√≠ble variedad de mont√≠culos, los investigadores, incluidos nosotros mismos, podamos comenzar a responder algunas de estas preguntas‚ÄĚ, dijo Martin.

[Current Biology]