El módulo NICER a bordo de la ISS. Foto: NASA

El d√≠a que el ser humano env√≠e las primera sondas fuera del Sistema Solar, ¬Ņc√≥mo se orientar√°? La respuesta a esa pregunta es un nuevo sistema de navegaci√≥n llamado SEXTANT (Station Explorer for X-ray Timing and Navigation Technology) y funciona como un GPS, pero en el espacio profundo.

SEXTANT debe su nombre al sextante, un instrumento para medir √°ngulos (generalmente entre el Sol y el Mar) que sustituy√≥ al astrolabio como el instrumento de navegaci√≥n perfecto desde el siglo XVIII hasta la llegada de las redes de sat√©lites de geoposicionamiento. De hecho, el sextante a√ļn sigue us√°ndose.

Su nuevo equivalente espacial triangula la posici√≥n como en una red GPS, pero en lugar de usar sat√©lites, lo que usa son los p√ļlsares. Estas estrellas de neutrones siempre tienen la misma posici√≥n relativa en el cosmos y emiten poderosos pulsos de rayos X con una precisi√≥n comparable a la de los relojes at√≥micos.¬†SEXTANT mide los pulsos mediante detectores de rayos X y los coteja para averiguar la posici√≥n y trayectoria de manera aut√≥noma.

Advertisement

La NASA ha reprogramado los detectores de rayos X NICER (Neutron-star Interior Composition Explorer) a bordo de la Estaci√≥n Espacial Internacional y ha usado sus datos para probar con √©xito su uso en el sistema SEXTANT. Actualmente, este GPS espacial tiene una precisi√≥n de unos 10 kil√≥metros, que es m√°s que suficiente para guiar viajes interestelares. Ahora que saben que funciona, el objetivo de los ingenieros de la NASA es refinar la tecnolog√≠a para hacerla m√°s peque√Īa y con menor consumo energ√©tico. [v√≠a NASA]