Con las impresoras 3D ya se pueden fabricar pistolas, tejidos y pr√°cticamente cualquier tipo de objeto. Pero faltaba la comida espacial. La NASA quiere investigar las posibilidades de utilizar estas m√°quinas para mejorar la alimentaci√≥n de los astronautas en el espacio y, para ello, ha concedido una beca de 125.000 d√≥lares al ingeniero Anjan Contractor, cuya compa√Ī√≠a Systems & Materials Research Corporation, lleva un tiempo investigando esta posibilidad. Y algo m√°s ambicioso a√ļn: combatir el hambre en el mundo con estas impresoras 3D.

El sistema ideado por Contractor consiste en una m√°quina que funciona con cartuchos de diferentes polvos alimenticios que, una vez mezclados e impresos, forman alimentos. Seg√ļn cuenta el propio ingeniero a Quartz, los cartuchos tienen una duraci√≥n de 30 a√Īos, por lo que se puede aprovechar al m√°ximo su contenido, sin desperdiciar "comida".

Contractor cree que en el futuro muchas familias podrían tener estas máquinas en sus casas, las tiendas venderían los cartuchos y se podría combatir el hambre en el mundo con alimentos "bajo demanda". De momento, su próximo experimento bajo financiación de la NASA será intentar imprimir con su sistema... una pizza.

La raz√≥n de escoger una pizza como uno de los primeros alimentos a imprimir es su composici√≥n por capas. Primero imprimir√° la masa a partir de cartuchos con polvos de este producto. La masa se ir√° cocinando a la vez que se imprime, y luego la mezcla de polvos de tomate, agua y aceite imprimir√° salsa de tomate. Una capa final de prote√≠nas, a√ļn por determinar, completar√° el alimento.

Advertisement

El proyecto a√ļn est√° en una fase muy inicial, pero debajo puedes ver uno de los prototipos iniciales de la m√°quina imprimiendo una pasta de chocolate. La pizza es m√°s complejo, pero todo se andar√°. [Quartz]