En nuestro extra√Īo mundo cinematogr√°fico posmoderno, era cuesti√≥n de tiempo que alguien decidiese hacer una pel√≠cula con actores reales de Dora la Exploradora. Pero lo que yo no me esperaba es que fuera b√°sicamente una especie de Tomb Raider con adolescentes.

En serio, si sustituyes a Lara Croft por Dora el argumento ser√≠a casi el mismo: una Dora adolescente (Isabella Moner) se ve obligada a ir a la escuela secundaria mientras sus padres (Eva Longoria, Michael Pe√Īa), que son exploradores,¬†buscan una ciudad de oro perdida . Todo cambia cuando ella y sus amigos (incluido su primo Diego, interpretado por Jeffrey Wahlberg) son secuestrados por unos peligrosos mercenarios que les obligan a acompa√Īarlos en una expedici√≥n por la jungla donde veremos ruinas antiguas, misterios por resolver y despiadados asesinos que les pisan los talones.

Dicho esto, las situaciones son bastante menos dram√°ticas a las que acostumbra Lara, si obviamos por un momento la parte de los malvados asesinos.

Dora y la ciudad perdida llegar√° a los cines el 2 de agosto.