Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Sheriff del Condado de Alameda

El pasado lunes, una extraña caja de poliestireno blanco apareció en una transitada calle de la localidad de Castro Valley, en California. La policía descubrió que el objeto tenía varios cables visibles y una etiqueta con la palabra peligroso así que decidieron evacuar la zona y volarlo con explosivos.

Advertisement

Al examinar los restos del artefacto, los artificieros descubrieron que la etiqueta que rezaba “dangerous” estaba tapada parcialmente con cinta adhesiva y había otra palabra que no se leía bien: “not”.

¡Ups...!

Lo que la policía había volado era un medidor de ozono valorado en alrededor de 1.000 dólares que los estudiantes del cercano Instituto San Jose State habían fabricado como parte de un proyecto de ciencias que iba a constar en su curriculum.

Advertisement

Los medidores de ozono son instrumentos de precisión usados para medir la cantidad de este compuesto en las capas altas de la atmósfera. Normalmente consisten en varios sensores de medición química y telemetría unidos a una pequeña bomba de Teflón que emite un pequeño zumbido y que fue la gota que colma el vaso de la peligrosidad para los expertos de la policía.

Normalmente, los medidores de ozono suben hasta una altura de 35 kilómetros con ayuda de un globo aerostático. A esa altura el globo explota y la caja con el medidor desciende a tierra con ayuda de un pequeño paracaídas.

Advertisement

Al parecer, la policía optó por detonar el objeto por la preocupación de que fuera algún tipo de dron explosivo como el que supuestamente usaron para atentar hace unos días contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro. En declaraciones a Mercury News, el sargento Ray Kelly de la policía ha confesado que desconocían el uso de este tipo de equipamiento para experimentos de ciencias en la zona y expresó su confianza en que los centros educativos etiqueten mejor sus proyectos la próxima vez.

Advertisement

No es la primera vez que algún estudiante se tope con los artificieros por culpa de un proyecto de ciencias. A veces también la emprenden contra los proyectos de fotografía casera. [vía Motherboard]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter