La Sega Genesis Mini es una de las mejores consolas en miniatura hasta ahora

14.5K
31
Save
Foto: Chris Kohler (Kotaku)

Sega ya hacía miniconsolas antes de que las miniconsolas estuvieran de moda. En los últimos 10 años he comprado varias maquinitas plug-and-play de Sega llenas de clásicos de Genesis. Todas eran basura y estaban plagadas de problemas de emulación y juegos mediocres. Pero la Genesis Mini ya casi está aquí, y restaurará el buen nombre de Sega en el campo de las pequeñas consolas retro.

La Genesis Mini se pondrá a la venta el 19 de septiembre por $80. Es un producto Sega de primera calidad, no una marca licenciada como el resto de minoconsolas. La he tenido unos días, y por ahora es excelente. El software está diseñado por M2, un grupo de expertos en emulación obsesionado por la calidad y la precisión. Los 42 juegos de la consola son una selección de algunos de los mejores juegos que la consola de 16 bits de Sega tenía para ofrecer.

Advertisement

El catálogo era el verdadero punto conflictivo con la Genesis Flashback HD de 2017, la última Genesis pequeña en llegar a las tiendas. La emulación estaba bien, y el hardware estaba bien, pero la selección de juegos difícilmente podría decirse que fuese la crème de la crème. Había muchos juegos de segunda división. Tenía Sonic the Hedgehog, pero ¿dónde estaban Gunstar Heroes, Castlevania: Bloodlines o Streets of Rage 2?

Captura de pantalla: Kotaku

Están en la Genesis Mini. Si bien la naturaleza de estas consolas pequeñas es hacernos discutir sobre los juegos que faltan, la lista aquí es realmente buena. Elige un juego, cualquier juego, y es poco probable que salgas decepcionado. Sí, la emulación es importante, pero más importante es el juego que emula.

Y lo que hace que la Genesis Mini sea muy atractiva más allá de la selección de juegos es que es muy divertido jugar con ella. Sega ha buscado replicar el aspecto exacto de la consola original hasta el punto de incluir el interruptor de volumen, el puerto de cartuchos y la ranura de expansión en la parte inferior. Puedes empujar el control de volumen hacia arriba o hacia abajo, meter el dedo en la ranura de cartuchos para mover las solapas de plástico amortiguadas por resortes y quitar la tapa del puerto de expansión. Ninguna de esas cosas hace nada en realidad. Son solo pequeños fragmentos interactivos de juguete. Pero hacen que el hardware en sí sea mucho más divertido.

Advertisement
Es alucinante que hayan licenciado Castle of Illusion Starring Mickey Mouse para esta consola
Captura de pantalla: Kotaku

Cuando conectes la Genesis Mini por primera vez probablemente termines hurgando en todos los menús antes de jugar. A diferencia de la pantalla de menú poco intuitiva y torpe de la Flashback HD, la interfaz de la Mini es fluida y agradable de usar. Puedes ordenar los juegos por fecha de lanzamiento, alfabéticamente, número de jugadores o género. Puedes mostrar los juegos por su carátula frontal o alinearlos por el dibujo del dorsal de la caja.

Advertisement

También puedes acceder al menú de configuración y cambiar el idioma del sistema, que es algo más interesante de lo que crees. Cámbialo a japonés y todo el menú cambiará al de la Mega Drive japonesa. Las carátulas de los juegos también cambiarán a las ediciones japonesas, e incluso las versiones del juego cambiarán. Si cambias a los idiomas europeos, pasará lo mismo: pasarás a la región PAL de la Mega Drive, con las versiones europeas de los juegos.

Captura de pantalla: Kotaku
Advertisement

Aunque la mayoría de los juegos solo tienen pequeñas diferencias entre regiones, ese no es siempre el caso. La versión japonesa de Contra: Hard Corps tiene un medidor de vida de tres barras y continuaciones ilimitadas, a diferencia de las muertes de un solo golpe y los reintentos limitados de la versión estadounidense.

Incluso si no quieres jugar a las versiones de otros países, es divertido ver qué cambios había entre regiones de la Genesis Mini. ¿Sabías que Beyond Oasis tenía una versión en francés llamada La Légende de Thor? Yo no, pero estoy impresionado de que Sega y M2 se sumergieran tan profundamente en los archivos para encontrarlo e incluirlo. No es solo un emulador de ROMs: tengo la sensación de que es algo profundamente cuidado por expertos en la consola original. Cada pequeño detalle de la Genesis Mini se siente como una obsesión. Es el renacimiento que la Genesis siempre ha merecido.

Share This Story