¿Quién no ha tenido alguna vez la sensación de vivir rodeado de gente, digámoslo fino, poco inteligente? Gente que, a todas luces, no piensa. O no es capaz. O algo. Tu jefe, tu compañera de trabajo, tu vecino, ese presentador de televisión, tu sueg.... Y no es que uno sea una flecha, no, es que hay días en los que uno lo ve claro: la humanidad se ha vuelto idiota. ¿La solución?

Imagínate de repente ser tan lerdo como ellos. Nada de reflexiones, de preocupaciones, de preguntas... ¡encefalograma plano y a vivir! La pastilla MinusIQ ya lo hace posible. Puedes escoger reducir tu coeficiente intelectual como quieras, un -10, un -20, o un -50. Aunque ellos recomiendan un -70, por asegurar. Te la tomas, esperas unas horas, y el mundo se convierte de nuevo en un lugar maravilloso.

MinusIQ no solo parece una idea genial, también es una parodia muy buena que puedes ver en el vídeo debajo. Está en inglés, pero te reirás igual. Y sin efectos secundarios. Eso, es viernes. [Sleepthinker Films via The Awesomer]