La mayor√≠a de los grandes payasos que han hecho re√≠r a miles de personas guardan en alg√ļn lugar seguro de sus casas unos peque√Īos huevos de cer√°mica donde quedan inmortalizados sus dise√Īos de maquillaje. Con ello, adem√°s de un recuerdo imperecedero, mantienen seguro su propio arte.

Existe un peque√Īo museo en el Reino Unido dedicado por entero a la figura de estas personas que han dedicado a su vida a sacarle una sonrisa al resto. El denominado museo del payaso de Wookey Hole cuenta con vitrinas de m√°s de 300 huevos pintados con las caras de m√≠ticos artistas y otros no tan conocidos.

Imagen: Luke Stephenson - The Clown Egg Register

Sorprende que las caras est√©n pintadas de forma tan realista, pero tiene una explicaci√≥n: forman parte de la colecci√≥n privada del centro conocida como el Registro de huevos de payaso. Establecido en la d√©cada de 1940 despu√©s de la guerra por un payaso de circo londinense llamado Stan Bult, dicho registro permite a los payasos profesionales proteger sus dise√Īos de maquillaje contra los imitadores poco imaginativos. S√≠, los huevos pintados son el copyright de los artistas de la risa.

No s√≥lo eso. Tambi√©n sirven para honrar a los grandes payasos de anta√Īo que establecieron los est√°ndares para que otros so√Īadores que tambi√©n se pintaban la cara siguieran su estela.

Advertisement

Al parecer, Bult pint√≥ originalmente las caras de payaso en las c√°scaras de los huevos de gallina vac√≠os. Comenz√≥ m√°s como un hobby que por las preocupaciones de los derechos de autor. Sin embargo, la diversi√≥n original dio paso a un uso mucho m√°s pr√°ctico: le permiti√≥ a la organizaci√≥n registrar los dise√Īos de maquillaje de sus miembros.

Cuenta el museo que los huevos fueron almacenados en la casa de Bult hasta su muerte en 1966, despu√©s de lo cual se trasladaron a un restaurante de Londres. Muchos de los huevos se rompieron en los a√Īos siguientes.

Imagen: Luke Stephenson - The Clown Egg Register

Advertisement

Pasó el tiempo, y a finales de la década de los 70 la tradición del huevo resurgió gracias al International Circus Clowns Club, quienes poco después se abrieron a todo tipo de payasos en lugar de simplemente a la variedad de circo profesional. Desde entonces, el Clown Egg Register es el sello distintivo de la organización y de todo payaso que se precie.

Incluso hay un trabajo, el de ‚Äúdise√Īador del huevo‚ÄĚ, que se dedica a pintar (registrar) el maquillaje de cada artista en la esfera de cer√°mica. Adem√°s, a diferencia de los huevos de la era de Bult, centrados √ļnicamente en las caras, los huevos actuales tambi√©n incorporan elementos del traje de cada int√©rprete. Los payasos suelen ayudar en el proceso de creaci√≥n del huevo enviando muestras de tela y fotos de sus rostros maquillados.

Advertisement

No se me ocurre una forma m√°s m√°gica y sorprendente de registrar tu legado si eres un maestro de la risa. Un huevo con derechos de autor. [BBC]