Gráfico que muestra la ubicación de las Voyagers 1 y 2. Fuente: NASA/JPL-CalTech

Hace seis a√Īos, la nave espacial Voyager 1 inform√≥ a los cient√≠ficos que se hab√≠a convertido en el primer objeto hecho por el hombre en entrar en el espacio interestelar. Ahora, la Voyager 2 parece que tambi√©n saldr√° del Sistema Solar dentro de poco.

De acuerdo con un comunicado de la NASA, dos de los instrumentos a bordo de la Voyager 2 han medido un aumento importante en la cantidad de rayos cósmicos (partículas de alta energía) que golpean la nave espacial. Los científicos creen que la heliosfera (la región donde las partículas y campos magnéticos se encuentra bajo la influencia del Sol) bloquea cierta cantidad de rayos cósmicos. Un aumento en la frecuencia de estos significa que la sonda podría estar cerca de la heliopausa, el límite exterior de la heliosfera.

‚ÄúVamos a aprender mucho en los pr√≥ximos meses, pero a√ļn no sabemos cu√°ndo llegaremos a la heliopausa‚ÄĚ, dijo el cient√≠fico jefe del proyecto Voyager, Ed Stone, en un comunicado. ‚ÄúNo hemos llegado todav√≠a, eso es algo que puedo afirmar con confianza‚ÄĚ.

Las sondas Voyager 1 y 2 se lanzaron en 1977 para explorar Saturno y J√ļpiter. La Voyager 1 m√°s tarde se embarc√≥ en una misi√≥n hacia los l√≠mites del Sistema Solar, mientras que la Voyager 2 se centro en recabar datos sobre Urano y Neptuno antes de comenzar su propio viaje m√°s all√° de los l√≠mites del Sistema Solar. Las sondas hicieron varios descubrimientos, recabaron importantes datos, y sacaron im√°genes hist√≥ricas de los planetas exteriores. Los cient√≠ficos a√ļn manejan estas sondas 40 a√Īos despu√©s, aunque las misiones han cambiado, ahora la Voyager 2 explora los l√≠mites del Sistema Solar y env√≠a peri√≥dicamente datos a trav√©s de ondas de radio.

Advertisement

La Voyager 1 capt√≥ un aumento en los rayos c√≥smicos en mayo de 2012 antes de cruzar la heliopausa tres meses despu√©s. La medici√≥n vino acompa√Īada por un aumento repentino en la densidad del plasma que hab√≠a en el ambiente. Quiz√°s la Voyager 2 ahora tambi√©n se est√° acercando, aunque Jamie Rankin, un cient√≠fico de Princeton que estudia los datos de la Voyager, explic√≥ a Gizmodo que la sonda a√ļn no ha llegado al espacio interestelar.

Randy Gladstone, cient√≠fico del Southwest Research Institute en la misi√≥n New Horizons, explica por qu√© es importante atravesar la heliopausa con una segunda sonda: ‚ÄúAl igual que ocurre con casi todo, hacer algo por segunda vez puede indicarte si realmente lo entiendes o no‚ÄĚ. El lugar por el que cruzar√° la Voyager 2 se encuentra en una posici√≥n muy diferente, y aunque los modelos actuales pueden adaptarse a eso, es casi seguro que esos mismos modelos son demasiado simples. Siempre aprendemos mucho de estas situaciones. Es uno de los motivos por el que enviamos una Voyager 1 y una Voyager 2.‚ÄĚ

Resulta dif√≠cil saber si la Voyager 2 dejar√° el Sistema Solar dentro de poco. Pero es otro recordatorio de lo incre√≠bles que son estas misiones. La Voyager 2 se encuentra actualmente a casi 18.000 millones de kil√≥metros del Sol, 118 veces la distancia entre el Sol y la Tierra. La Voyager 1 est√° a m√°s de 20.000 millones de kil√≥metros del Sol, que es 144 veces la distancia del Sol a la Tierra. Y a pesar de todo, a√ļn pueden enviarnos datos cient√≠ficos interesantes, e incluso explorar el espacio m√°s all√° de la influencia del Sol. [NASA/JPL-CalTech]