Telescopios espaciales como el Hubble nos permiten tomar imágenes de lugares realmente lejanos, pero tomar fotos de cerca es otra historia, sobre todo cuando el objeto a fotografiar es pequeño y apenas refleja luz. Para esa tarea están las sondas, y la New Horizons acaba de batir un récord.

Advertisement

La sonda que enviamos para estudiar Plutón nos regaló las mejores imágenes del planeta enano, pero no se ha detenido ahí. Su próximo paso es un extraño conjunto de asteroides en el cinturón de Kuiper. El pasado mes de diciembre, la sonda activó de forma rutinaria su instrumento Long Range Reconnaissance Imager (LORRI), apuntó con él a un cúmulo de estrellas para calibrarlo y, sin pretenderlo, hizo historia.

LORRI captó dos de los asteroides que orbitan la parte exterior del Sistema Solar, en el cinturón de Kuiper: 2012 HZ84 y 2012 HE85. Se trata de las imágenes tomadas más lejos de la Tierra de la historia, a nada menos que 6.12o millones de kilómetros (40,9 unidades astronómicas).

New Horizons es una sonda marcada por los récords. Poco después de las imágenes realizó la maniobra de corrección de trayectoria más alejada de nuestro planeta en la historia. Actualmente se encuentra en estado de hibernación, roto solo cuando “estira los músculos” para calibrar algún instrumento o corregir trayectoria. Volverá a la vida el próximo 4 de junio para su encuentro con MU69. [NASA vía New Atlas]