Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Las explosiones de retretes son mucho más frecuentes de lo que imaginas

13.3K
12
Save
Captura de pantalla: WBBH.

Durante una reciente tormenta eléctrica, una mujer de Florida, Estados Unidos, estaba descansando en su casa cuando escuchó un estallido ensordecedor. Pocos podrían haber adivinado la fuente del ruido. Según reportan en WBBH, un rayo cayó cerca de su tanque séptico, encendiendo el gas metano y haciendo explotar su retrete o inodoro.

Advertisement

“Fue el ruido más fuerte que he escuchado”, dijo Mary Lou Ward a la estación de noticias. “Salimos de la cama y encontramos al baño tirado en el piso”.

Si bien hablar de retretes que explotan podría sonar como algo de dibujos animados, el baño de Mary Lou no es el primero en explotar sin previo aviso. De hecho, tales incidentes ocurren con bastante frecuencia, y las consecuencias pueden ser muy graves.

Una conversación informada sobre la explosión de retretes debería comenzar mencionando Flushmate, una línea de sistemas de descarga asistida por presión fabricados por Sloan. Estos dispositivos son colocaros en los tanques superiores, diseñados para reducir el uso de agua sin sacrificar la potencia de descarga, y llevan mucho tiempo siendo una alternativa popular para hacer que los retretes sean más eficientes. Un montón de estos dispositivos también han volado.

Las consecuencias de una explosión de Flushmate.
Foto: CPSC.
Advertisement

Sloan ha retirado del mercado millones de dispositivos en los últimos años, como respuesta a más de 1.700 informes de explosiones de unidades de Flushmate II y III. La presión involucrada es lo suficientemente fuerte como para romper los tanques de los retretes, convirtiéndolos en fragmentos voladores de porcelana. Según los documentos de retirada del mercado, han sido reportadas 38 lesiones relacionadas con Flushmate, una de las cuales requirió cirugía.

“El consumidor dice que su prometida estaba sentada en el retrete cuando explotó”, asegura el resumen de una de esas explosiones. “Entró en el baño y dijo que la tapa se cayó y la golpeó en la espalda. Ella fue [al médico], quien le dijo que tenía moretones en la parte baja de la espalda. El médico le sugirió que se tomara un par de días libres”.

Advertisement

“El consumidor dice que [no] queda nada de su retrete”, concluye el informe.

Pero mantener tu hogar libre de sistemas de descarga de retretes retirados del mercado no es suficiente para garantizar la protección contra explosiones en el baño. En varias ocasiones, el trabajo de mantenimiento en las líneas de agua y alcantarillado ha causado que exploten retretes que parecían ser sólidos y resistentes.

Advertisement

En 2011, por ejemplo, dos trabajadores federales en Estados Unidos resultaron heridos (uno gravemente) después de que explotaron los retretes en el edificio de la Administración de Servicios Generales debido a la “alta presión de aire” en el sistema de agua. Y en 2013, un hombre de Brooklyn dijo que fue golpeado con metralla de retrete cuando tiró la cadena mientras realizaban trabajos de plomería en su edificio. Su abogado afirmó que otros tres baños en el edificio también explotaron.

Incluso cuando estos incidentes no rompen la cerámica, los resultados pueden ser inquietantes. En Palo Alto, California, los trabajadores de la ciudad que limpiaban una línea de alcantarillado obstruida en 2007 supuestamente hicieron que salieran disparadas, casi 1 metro en el aire, aguas sin tratar desde el baño de un hombre. Un caso similar en Baltimore podría ser el ejemplo más desagradable de todos. Una mujer afirmó que el trabajo de alcantarillado a alta presión creó una especie de géiser de porquería, caca y suciedad en su retrete… mientras estaba sentada en él, lo que la hizo saltar del asiento y la dejó empapada en heces humanas.

Advertisement

“Estaba literalmente cubierta de caca”, dijo a WBFF en 2014. “¿Quién quisiera pasar por eso?”

Una compañía japonesa ofreció reparaciones gratuitas en bidés eléctricos que estallaron en llamas en 2007, y una supuesta explosión de alcantarilla hizo explotar otro retrete en los Países Bajos en 1996. Sin embargo, hay un tipo de retrete explosivo que precede a todos estos incidentes, y es una historia legendaria.

Advertisement

Desde aproximadamente la década de 1940 (o quizás décadas antes), la gente ha contado la historia de una esposa que pone una sustancia inflamable en un retrete, para que su esposo se siente y lo encienda accidentalmente al fumar. En las primeras versiones de la historia, el retrete es una letrina y el hombre deja caer una cerilla después de encender su pipa. En relatos más recientes se mencionan aerosoles y cigarrillos.

Advertisement

Aunque a veces se cuenta como un historia real, nunca se ha verificado ninguna versión; sin embargo, en un artículo de 1986 en The Journal of Emergency Medicine, alguien conocido como Coronel Robert D. Slay afirma haber intentado recrearlo.

“En experimentos no publicados realizados en mi propio baño, no pude producir una explosión de fuerza significativa”, escribió Slay, presumiblemente bromeando, “aunque logré chamuscar superficialmente una sandía grande”.

Share This Story