Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

LG PuriCare es una mascarilla electrónica con ventiladores que ayudan a respirar con más comodidad

Ilustración para el artículo titulado
Foto: LG

Llevar mascarilla no hace que respires menos oxígeno ni provoca ninguna enfermedad, pero da calor y es incómoda. Para solucionar ese problema LG acaba de presentar la LG PuriCare, una mascarilla electrónica de aspecto futurista que nos ayuda a mantener la cara fresca con ayuda de dos ventiladores internos que se mueven al ritmo de nuestra respiración.

Advertisement

Aunque las razones por las que LG lanza la PuriCare son evidentes, la compañía no ha mencionado en ningún momento la pandemia de covid-19. Es una sabia decisión porque así evita meterse en cuestiones científicas sobre su efectividad a la hora de lidiar con el coronavirus. A nivel pandémico, la PuriCare es como las demás mascarillas. Sirve para limitar la transmisión de partículas de SARS-CoV-2 por el aire, que es la razón por las que las usamos.

Advertisement

Es importante hacer constar que la PuriCare no es una mascarilla con válvulas al uso. El CDC recomendó no usar mascarillas con válvulas porque filtran el aire que entra, pero no el que sale. En otras palabras, protegen al portador, pero no a los demás del portador. La mascarilla electrónica de LG no tiene este problema porque hace pasar el aire por filtros HEPA 13 como los que se usan en los purificadores domésticos. El aire pasa por estos filtros tanto a la entrada, como a la salida. Los filtros, eso sí, deben ser reemplazados cada cierto tiempo como en cualquier mascarilla de este tipo.

Ilustración para el artículo titulado
Foto: LG
Advertisement

En cuanto a la necesidad de lavar la mascarilla, LG ha solucionado ese tema con un estuche para guardarla que desinfecta la unidad usando rayos ultravioleta. No exime de limpiarla, pero al menos añade una capa de desinfección. La PuriCare se conecta al móvil mediante una aplicación que informa al usuario de cuándo debe cambiar los filtros así como de cuándo termina la desinfección. Una batería de 820mAh se encarga de alimentar todos los sistemas electrónicos de la batería. Su autonomía es de ocho horas en modo normal, o dos si activamos un modo turbo.

La mascarilla está dotada de sensores que controlan el movimiento de los ventiladores para sincronizarlo con nuestra respiración de manera que nos sea más fácil tanto inhalar como exhalar con ella puesta. La estructura de la mascarilla es rígida, lo que también supone una ventaja a la hora de educar a esas personas que se empeñan en ponérsela por debajo de la nariz. La duda es si pesará mucho o si será cómoda de llevar sujeta a las orejas en lugar de a la parte posterior de la cabeza. Tampoco sabemos su precio. Todos estos interrogantes serán revelados en la IFA 2020 la semana que viene. [LG vía The Verge]

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

Share This Story

Get our newsletter